AFP 163
AFP 163

La confesión del dirigente deportivo paraguayo más influyente de todos los tiempos había pasado desapercibida. En 2013, Nicolás Leoz reconoció que fue parte de hechos de corrupción, y la FIFA lo libró de culpa y pena tras haber confesado. Pero dos años más tarde, la Justicia estadounidense lo incluyó entre los 14 imputados que serán juzgados por fraude, asociación delictiva y blanqueo de capitales.

Durante 20 años, Nicolás Leoz presuntamente recibió sobornos de empresas a cambio de otorgar los derechos de publicidad y medios de la Copa América, el campeonato de fútbol de Sudamérica.

Fue periodista deportivo y también trabajó como profesor de Historia en escuelas. Dirigió empresa de aluminio, inmobiliaria y agrícola-ganadera. Estudió Derecho y como estudiante ocupó cargo en el Poder Judicial como escribiente en los interrogatorios. Se graduó a los 29 años.

Su primer vínculo con el deporte llegó en 1957 como presidente del Tribunal de Justicia de la Confederación Paraguaya de Básquetbol. En 1968 se convirtió en presidente del Club Libertad y, tras dos mandatos en la Asociación Paraguaya de Fútbol y la vicepresidencia de la Conmebol, asumió la presidencia en 1986.

 163
163

Como líder del fútbol sudamericano, se descubrió que el paraguayo Nicolás Leoz, junto con los brasileños João Havelange y Ricardo Teixeira, aceptó sobornos por parte de una empresa que quería encargarse de los derechos de televisación de los Mundiales 2002 y 2006.

La investigación comenzó en 2007. El periodista inglés de la BBC Andrew Jennings había hecho una implacable investigación sobre los casos de soborno entre dirigentes de la FIFA y la quebrada empresa de marketing ISL. Nicolás Leoz quedó manchado, y en 2013, renunció al Comité Ejecutivo de la FIFA y a la Conmebol porque la entidad internacional iba a dar conocer un documento que lo implicaba en casos de soborno.

"En cuanto al Dr. Nicolás Leoz, éste alegó que todo el dinero que recibió de ISL lo donó a un proyecto escolar, pero lo hizo hasta enero de 2008, ocho años después de haberlo recibido. En todo caso, Leoz no fue completamente franco con el Comité Ejecutivo de la FIFA en una sesión que se celebró en diciembre de 2010 ni tampoco con Michael J. García cuando se entrevistó con él con motivo de este análisis", decía el informe de Hans-Joachim Eckert, presidente del órgano de decisión de la FIFA, basado en el testimonio de Michael J. Garcia, de la Comisión de Ética.

 AP 163
AP 163

La Justicia suiza especulaba en aquel entonces con Leoz había embolsado unos 130.000 dólares, pero la investigación de la BBC hablaba de más de 700.000. Leoz afirmó en varias entrevistas que no robó "ni un centavo" de la FIFA. Es cierto que no lo hizo, pero sí que aceptó las coimas.

Este hecho apenas levantó polvareda en los medios de comunicación y en la imagen de Leoz, que le cedió el mandato al uruguayo Eugenio Figueredo (también implicado en este escándalo) y decidió pasar al anonimato. Pero el operativo policial llevado a cabo en Suiza y el pedido de extradición de los EEUU para los imputados, que serán juzgados por sus delitos, ponen de nuevo a Nicolás Leoz en las primeras planas.