En medio de la crisis futbolística que atraviesa, acumula ocho partidos sin triunfos que derivaron en la salida de Jorge Almirón como entrenador, se le suman los constantes problemas institucionales. En esta ocasión, a la entidad de Avellaneda le caerá un duro revés judicial en las próximas horas, por lo que deberá atender otro frente además de la búsqueda del nuevo director técnico.


Un problema que no resolvieron en verano reaparece en escena. Según develaron en Indirecto de TyC Sports, entre mañana y pasado le caerá a la institución un pedido de quiebra como consecuencia la deuda que mantienen por un pase que se realizó en 2012. Se trata de Christian Ortiz, el autor del agónico empate ante Alianza de Coronel Moldes por Copa Argentina que salvó al 'Rojo' del papelón estirando la definición a los penales.


Ortiz es un joven rosarino que arribó al club en 2012, con tan sólo 19 años, tras haber sido recomendado por Ricardo Bochini. El volante nacido en 1992 había desembarcado en Avellaneda luego de haberse desempeñado dos años en Racing de Uruguay. La suma adeuda que llevó a los dueños de su pase a la Justicia es de 480 mil dólares.


Vale recordar que el entorno de Ortiz ya había recurrido a esta maniobra en el verano y Noray Nakis había intentado llevar tranquilidad al manifestar por ese entonces: "Nos llamaron y nos tomó por sorpresa, pero somos optimistas porque hay una charla bastante amigable con los abogados. Es difícil que lleguemos a ese punto de la quiebra, porque nuestra conducción no va a permitir que se haga más daño de la conducción anterior".


Por lo visto no hubo progreso y el 'Rojo' sufre de nuevo...