Barrionuevo advirtió que el paro nacional "no será pasivo" si no se homologan los aumentos

 DyN 162
DyN 162

El sindicalismo opositor ratificó el paro general anunciado para el 9 de junio, que convocó en primer término el grupo de gremios del transporte, y al que luego de sumaron las CGT de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, así como la CTA de Pablo Micheli. La medida tiene como eje el reclamo de una modificación de la escala del Impuesto a las Ganancias, pero su realización en el contexto de discusiones paritarias llevó al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, de calificarlo de "preventivo" y "político".

Esta semana, el Gobierno celebró el acuerdo que alcanzaron importantes gremios con las cámaras empresariales, que en su mayoría cerraron incrementos en torno al 27%. Sin embargo, aún está pendiente la firma de algunos de esos convenios.

Consultado al respecto, el gastronómico Barrionuevo sostuvo que la cifra está a "a la baja de la inflación" por lo que consideró que esos gremios "han perjudicado el poder adquisitivo de los trabajadores". No obstante, advirtió si Trabajo resolviera no homologar el paro "no será pasivo". Al anunciar la huelga, Moyano indicó que no habría movilizaciones ni piquetes, pero el aviso de su socio deja la posibilidad en el aire.

Por su parte, el jefe del Sindicato de Dragado y Balizamiento y secretario general de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, Juan Carlos Schmid, se quejó de que "aparezca en escena" en las discusiones paritarias el ministro de Economía, Axel Kicillof, por lo que denunció una "intervención" del Gobierno en la negociación salarial.

"Que aparezca Kicillof en escena en las relaciones intralaborales es, por lo menos, llamativo", dijo Schmid y remarcó que el "ámbito" en el que hay que "cerrar" la discusión salarial "es el Ministerio de Trabajo", al evaluar que el Palacio de Hacienda "tendrá que preocuparse por ordenar las variables económicas".

A su turno, el gobernador de Córdoba y precandidato presidencial del frente UNA, José Manuel De la Sota, cuestionó que el Gobierno aplique un tope a la discusión salarial y consideró que "no hay más paritarias en el país", por lo que concluyó que "este gobierno es progresista de chamuyo".

MAS NOTICIAS