EFE 162
EFE 162

La dirigencia de Boca está dispuesta a pasar a la ofensiva. Luego de ser blanco de críticas, el presidente Daniel Angelici y la comisión directiva se mostraron decididos a tomar acciones contra los sospechosos de haber provocado la suspensión del duelo de vuelta con River, que derivó en la eliminación de la Copa Libertadores.

El club no se conformará con expulsar a los socios que promovieron las agresiones y ahora adelantó que los demandará por un total de 70 millones de pesos, informaron radio La Red y el canal TN. Con ese dinero, pretenden subsanar la multa de 200 mil dólares que recibió por parte de la Conmebol, así como también reparar las pérdidas que ocasionarán las sanciones a la cancha.

Boca no podrá jugar con público en las primeras cuatro fechas de la próxima Copa ni vender tickets por la misma cantidad cuando sea visitante. Además, disputará el partido del domingo ante Aldosivi a puertas cerradas.

La medida apunta contra 17 socios. Entre ellos se cuentan los identificados como supuestos responsables de arrojar una sustancia parecida al gas pimienta contra los jugadores de River, pero también un grupo de plateísitas que tiró botellas a la cancha cuando el rival quiso dejar el campo de juego.

La semana pasada, un grupo de socios representados por el abogado Gregorio Dalbón exigió al club 160 millones de pesos por los daños morales y perjuicios ocasionados a los espectadores