Reuters 163
Reuters 163

Distintas autoridades venezolanas de alto rango son objeto de una investigación por parte de autoridades estadounidenses. Esto forma parte de una amplia pesquisa sobre la distribución de cocaína en el hemisferio occidental, dijeron funcionarios de inteligencia y del Departamento de Estado estadounidense.

La investigación, que involucra acusaciones de lavado de dinero y tráfico de droga, está siendo gestionada por la Administración de Control de Drogas (DEA), y se centra en uno de los políticos más poderosos de Venezuela, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, de acuerdo con funcionarios que solicitaron el anonimato por tratarse de una investigación en curso.

De acuerdo con lo que publica The New York Times, aún no está claro lo que planean hacer los fiscales con la evidencia. Los Estados Unidos y Venezuela han tenido durante mucho tiempo tensas relaciones, por lo que es poco probable que las autoridades de Caracas entregaran a líderes de alto perfil si se presentaran cargos en su contra.

Los fiscales, sin embargo, podrían hacer que sea difícil para cualquier persona implicada el poder viajar. Asimismo, se podrían congelar sus activos en el exterior.

La noticia de la investigación fue publicada en primera instancia por el diario The Wall Street Journal el lunes. "Si mañana estos señores que me acusan presentan una prueba, condénenme", dijo Cabello en la televisión venezolana el martes, mientras estaba rodeado de otros legisladores de la Asamblea Nacional.

El artículo del Wall Street Journal cita a 12 fuentes no identificadas del gobierno estadounidense y señala que la investigación podría incluir un pliego de cargos pero que la información no se haría pública hasta que no haya un arresto.

"Si mañana estos señores que me acusan presentan una prueba, condénenme"

El chavismo emprendió una batalla para defender a Diosdado Cabello

El chavismo comenzó una batalla contra las informaciones difundidas por medios internacionales que vinculan al presidente del Parlamento venezolano, Diosdado Cabello, con el narcotráfico, con un respaldo unánime y sin fisuras.

Luego de que el diario The Wall Street Journal publicara el lunes informaciones que aseguran que la Justicia de los EEUU lleva años investigando a Cabello y a altos funcionarios venezolanos sospechosos de haber convertido a Venezuela en un centro global de narcotráfico y blanqueo de capitales, se inició la batalla.

Esta nueva cruzada del oficialismo para dar un previsible apoyo al hombre fuerte del chavismo, movió las bases del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a las instituciones del Estado y a figuras del Gobierno de Nicolás Maduro, que hicieron suyos los ataques contra Cabello.

Las publicaciones, replicadas por medios locales y que provocaron la ira del oficialismo, son, según el chavismo, una campaña contra la llamada revolución bolivariana.

En ese sentido, las mujeres miembros del PSUV, expresaron con una declaración su "contundente apoyo" al diputado, en virtud de lo que aseguran es "una olla podrida" consistente en una "campaña de guerra sucia contra el camarada Diosdado Cabello", una "campaña mundial".

"¡Si se meten con uno de nosotros, se meten con todos!", dijo Arreaza

"Estamos aquí las mujeres del PSUV, quienes nos convocamos el día de hoy para hacer una manifestación contundente de apoyo, de solidaridad, de respaldo y de compromiso firme con nuestro hermano, camarada Diosdado Cabello", afirmó en rueda de prensa la segunda vicepresidenta del parlamento, Tania Díaz.

Señaló, asimismo, que las acusaciones contra el parlamentario obedecen a un plan de la "extrema derecha nacional e internacional", que utiliza a un "cartel de medios de comunicación" para atacar "sin sustento" a Cabello.

El vicepresidente ejecutivo, Jorge Arreaza, aseguró con un mensaje en la red social Twitter que los señalamientos son parte de "una arremetida mediática" contra Cabello. "Es una acción desesperada de la canalla. ¡Si se meten con uno de nosotros, se meten con todos!", dijo.

Por su parte, la presidente del Tribunal Supremo venezolano, Gladys Gutiérrez, hizo publico el respaldo del Poder Judicial a Cabello en lo que llamó "agresiones conspirativas", en una declaración desde la sala del máximo órgano.