163
163

Acompañado de su esposa, la senadora Lucía Topolansky, el ex mandatario José Mujica visitó la sede electoral de EH Bildu en la ciudad de San Sebastián, donde se encontraban los principales candidatos de dicha formación a las elecciones municipales del próximo domingo, quienes le cantaron la canción vasca "Zorionak zuri" para felicitarleo por su 80° cumpleaños.

Mujica, que lleva varios días de visita en el País Vasco, se reunió con los principales candidatos de EH Bildu, tras lo cual posaron todos para una "foto de familia" en el exterior de la sede electoral y le cantaron el "Zorionak zuri".

Tras el encuentro, el candidato a la presidencia de Navarra Adolfo Araiz y la aspirante a la Alcaldía de Vitoria Miren Larrion destacaron las "coincidencias" que mantienen con la figura de José Mujica, que, según dijeron, se plasman "en los compromisos que EH Bildu está adquiriendo en esta campaña electoral".

"Nos ha estado comentando Pepe Mujica que ellos han planteado siempre un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. En ese sentido hemos coincidido en algunos aspectos", explicó Araiz.

El candidato ha afirmado que las principales líneas de la campaña de EH Bildu contienen compromisos que "no son otros que aquellos para los que Pepe Mujica y Lucía han trabajado durante toda su vida".

En primer lugar, "trabajar por hacer frente a las situaciones de emergencia social, recortes y privatizaciones", además de "la defensa clara del derecho a decidir de los pueblos, la defensa de su soberanía, que el pueblo pueda pensar y decidir lo que crea más oportuno".

José Mujica y Lucía Topolansky "representan al gobierno del pueblo" y EH Bildu "trabaja según esas referencias", insistió la coalición independentista vasca.

El agasajo a Mujica comenzó el martes, cuando fue recibido por el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, quien además llevó al ex presidente uruguayo a comer a su casa, tal y como se pudo comprobar en las fotografías publicadas en las redes sociales.

El lunes Mujica se reunió con el lehendakari (presidente vasco), Iñigo Urkullu, en la localidad de Muxika, visitada por segunda vez por el ex dirigente uruguayo en busca de sus ancestros, cuya pista halló un día después en un caserío de Beasain.