Inmigrantes se pelean con hachas en alta mar: 100 muertos

 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

Por lo menos 100 personas fallecieron en sangrientos choques entre rohingyas de Birmania y migrantes de Bangladesh, armados con hachas, cuchillos y barras de metal, en un barco varado frente a las costas de Indonesia, relataron sobrevivientes de ambos grupos.

La violencia estalló cuando comenzaron a escasear el agua y la comida, relataron supervivientes exhaustos, muchos de ellos con marcas de golpes y heridas, instalados en un campamento en la provincia de Aceh.

Algunos de los sobrevivientes que forman parte de los 3000 rohingyas y bengalíes que han llegado en las últimas semanas a Indonesia hablan de hasta 200 muertos.


 AFP 163
AFP 163

 AFP 163
AFP 163

 AFP 163
AFP 163

Muchos de los sobrevivientes se salvaron porque saltaron al agua cuando estallaron los encarnizados enfrentamientos y fueron socorridos por pescadores locales, que los llevaron hasta la costa. Los rohingyas y los bangladesíes se acusan mutuamente de haber iniciado los enfrentamientos.

Un grupo de pescadores locales rescató a cientos de migrantes frente a las costas de la provincia indonesia de Aceh, según anunciaron las autoridades locales y los mismos trabajadores de la pesca.

Khoirul Nova, responsable de los servicios de rescate en Indonesia, informó del rescate hasta el momento de 374 migrantes que podrían proceder de Birmania.

LEA MÁS: Francia se opone al reparto de inmigrantes entre los países de la UE

LEA MÁS: Rescataron en Indonesia a más de 700 inmigrantes de un barco que había naufragado

Los pescadores socorrieron en el "estrecho de Malaca" a 102 migrantes, entre ellos 30 niños y 27 mujeres, había indicado Nova previamente, antes de informar del rescate de 272 personas más. Los migrantes socorridos fueron trasladados a la localidad de Simpang Tigan, en el este de Aceh.

Teuku Nyak Idrus, miembro de una cofradía de pescadores de Aceh, dijo que los migrantes se encontraban a bordo de un barco frente a las costas indonesias. "Muchos están enfermos. Me dijeron que algunos de sus amigos murieron de inanición", añadió.

Los habitantes estaban proporcionando agua y comida a los rescatados, al tiempo que los médicos trataban a los migrantes enfermos, explicó.

Cientos de musulmanes rohingya de Birmania, considerados como una de las minorías más perseguidas del mundo, llegaron a Aceh en los últimos días, al igual que cientos de bengalíes que huyen de la pobreza.

Otros miles más han alcanzado las costas de Indonesia, Malasia y Tailandia, tras ser abandonados por los traficantes de seres humanos en el mar.

 AFP 163
AFP 163

Doble ayuda

Malasia e Indonesia acordaron este miércoles darle refugio temporal a los miles de migrantes varados frente a sus costas, a condición de que puedan ser realojados o repatriados en el período de un año.

Se trata de un cambio de posición de esos dos países, sometidos a una fuerte presión internacional desde hace días.

Casi 3.000 migrantes han llegado a Tailandia, Indonesia o Malasia en los últimos días, pero hasta ahora las autoridades habían alejado de sus costas a varias embarcaciones, provocando duras críticas de las Naciones Unidas.

"El remolque y el alejamiento (de los barcos) va a cesar", declaró el ministro de Relaciones Exteriores de Malasia, Anifah Aman, en una rueda de prensa conjunta con su homólogo indonesio Retno Marsudi.

"También acordamos ofrecer refugio temporal a condición de que la comunidad internacional lleve a cabo el proceso de realojamiento y de repatriación en el plazo de un año", dijo Anifah.

"Indonesia y Malasia acordaron continuar proporcionando asistencia humanitaria a los 7.000 inmigrantes irregulares que todavía siguen en el mar", dijeron ambos ministros en un comunicado publicado tras una reunión sobre la llegada masiva de migrantes de Birmania y Bangladesh.

Asimismo, el canciller de Tailandia, Tanasak Patimapragorn, también participó en la reunión pero no estuvo en la rueda de prensa. Bangkok no se unió por el momento a la propuesta, porque primero debe comprobar que la medida sea conforme a la ley tailandesa, dijo Anifah.

A su vez,

Birmania

dijo que estaba "dispuesta a proporcionar ayuda humanitaria" a los migrantes, según un comunicado de su Ministerio de Relaciones Exteriores el miércoles, un día después que la ONU alertara sobre la presencia de 2.000 migrantes rohingyas en barcos frente a las costas birmanas.


 AFP 163
AFP 163