anunció a los participantes la nueva prueba semanal. Los hermanitos tendrán que alternarse para andar

900 kilómetros en una bicicleta fija.

Todos deberán subirse al menos una vez a la bicicleta. Cada uno estará obligado a permanecer una hora pedaleando hasta que suene un timbre que habilitará a que suba otro concursante.

La bicicleta sólo se detendrá por 30 segundos para que los hermanitos puedan intercambiarse en la prueba.

En el caso que alguien se baje antes de cumplir la hora o tarde más de 30 segundos en el cambio, el contador de kilómetros retrocederá a cero.