162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162

Cuando falta poco más de un mes para que se lleven a cabo las elecciones en la provincia de Santa Fe, las autoridades manifestaron una gran preocupación ante la ola de coches quemados en la vía pública y la impunidad con que se vienen realizando. Hasta ahora no hay un solo detenido. Ayer a la madrugada, dos nuevos autos fueron incinerados, sumando en lo que va del 2015, 41 vehículos afectados.


El primero de los hechos ocurrió a las 2:30 en Gobernador Freyre al 1.100, en el sur de la ciudad, donde fue incendiado un Fiat Uno blanco. El otro ocurrió cerca de las 4 en Juan de Garay y Lamadrid donde tomó fuego un Ford Falcon que estaba en desuso. Según explicó el diario Uno, la metodología utilizada para los ataques sigue siendo similar: son coches viejos, la mayoría sin mecanismos de seguridad, a los que se le arroja una botella con combustible.


En la madrugada de este sábado, cuatro vehículos fueron prendidos fuego en diferentes barrios de la ciudad. El primero ocurrió en el barrio René Favaloro, donde un Fiat Duna Blanco que se encontraba en la vía pública fue incendiado a las 3:30 de la madrugada. La hermana de la propietaria habría visto a dos sujetos salir corriendo del lugar luego de producirse el ataque.


El segundo incendio se produjo en barrio Santa Rosa de Lima. Allí, a las 4 de la madrugada, la totalidad de un Fiat Uno blanco que se encontraba en la calle, se vio afectada tras un ataque incendiario. El dueño del auto se encontraba durmiendo, cuando escuchó una explosión. Los otros dos episodios ocurrieron en el barrio Jardín Mayoraz.


Ante la interminable ola de casos, el intendente José Corral convocó para este viernes a una reunión con autoridades del ministerio de seguridad, los fiscales y la policía para analizar la situación e informarse sobre los avances en la investigación y las medidas tomadas al respecto.


Corral pidió a la ciudadanía que "esté alerta y que denuncie al 911 para aportar información ante cualquier situación sospechosa". Además mencionó que "tienen varias líneas de investigación y que es un tema muy preocupante, con el mismo modus operandi, en los hechos de vandalismo se utiliza querosene, rompen el vidrio del auto y le prenden fuego. Se sospecha que podría ser una banda sin motivos aparentes más que provocar daños".


Fuentes de la investigación reseñadas por el diario, ligaron el accionar de los quemacoches con grupos direccionados con fines políticos en plena época electoral. Por esto, se dispuso de una gran cantidad de agentes de policía en las calles de todos los barrios.


"Esa medida va en contra de los intereses de los delincuentes comunes. No son ellos los que están detrás de estas maniobras", dijo la fuente, quien agregó que la mira está puesta en grupos de tareas, con mano de obra ociosa, que está siendo direccionada con fines políticos.