Insaurralde no se baja: "Somos la mejor opción para la Provincia"

El precandidato a gobernador bonaerense no declinará sus aspiraciones pese al pedido de la Presidente para que no haya dispersión de postulantes dentro del oficialismo

 Natalia Bohdan 162
Natalia Bohdan 162
 danielscioli.com.ar 162
danielscioli.com.ar 162

El precandidato a gobernador bonaerense Martín Insaurralde afirmó que su espacio encarna "la mejor opción" para las elecciones provinciales que se disputarán en octubre, el mismo día de la contienda nacional. La declaración surgió horas después de que la presidente Cristina Kirchner le pidiera a sus compañeros de partido que abandonen "los egos personales".


El mensaje de la jefa de Estado fue entendido como un pedido para que no haya dispersión de candidatos como sucedió en la Ciudad de Buenos Aires, donde el Frente para la Victoria llevó siete postulantes a jefe de Gobierno y sólo uno tuvo un caudal de votos significativo.


"Somos la mejor opción para la provincia de Buenos Aires", aseguró Insaurralde en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre. No obstante evitó confrontar con la Presidente. "Creo que sus palabras fueron acertadas, es lo que pensamos todos los dirigentes", analizó.


El intendente de Lomas de Zamora afirmó que entre los postulantes del oficialismo a la Gobernación "hay un montón de gente" y reconoció que hay "conversaciones" pendientes que tienen varios de los dirigentes que hoy aspiran a suceder a Daniel Scioli en la Gobernación.


Insaurralde forma parte de un extenso lote de precandidatos en la Provincia de Buenos Aires. En las entrañas del oficialismo creen que la nómina se terminará depurando. Hoy las candidaturas que parecen más consolidadas son las de Diego Bossio (junto a Sergio Berni), Julián Domínguez, Aníbal Fernández y Martín Sabbatella.


Insaurralde es uno de los dirigentes con mayor intención de votos en las encuestas pero aún necesita el perdón presidencial para poder competir dentro del Frente para la Victoria. El intendente de Lomas coqueteó con dar el salto al Frente Renovador luego de haber sido la cara de la campaña de Cristina Kirchner en 2013.