Brasil: avanza el ajuste fiscal y los sindicatos convocaron a una protesta contra Rousseff

La Cámara de Diputados aprobó la propuesta que endurece el acceso al seguro de desempleo para reducir los elevados gastos públicos del país. Los principales gremios marcharán contra el gobierno el 29 de mayo

 Oglobo 163
Oglobo 163
 Folha 163
Folha 163

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó con 252 votos a favor y 227 en contra la propuesta que endurece el acceso al seguro de desempleo como estrategia para reducir los elevados gastos públicos del país.

Uno de los cambios anunciados establece que todo trabajador que quede sin empleo por primera vez comenzará a recibir la asignación oficial solo si llevaba contratado al menos 12 meses y no 6, como era hasta ahora.

Con la implantación del ajuste fiscal el Gobierno brasileño pretende alcanzar en 2015 un superávit primario equivalente al 1,2 % del producto interno bruto (PIB), que pretende elevar hasta el 2 % en 2016 y 2017.

LEA MÁS: El Congreso brasileño votó una reducción del poder de Rousseff sobre la Corte Suprema



Las cuentas públicas del gigante latinoamericano registraron en 2014 un déficit primario de 32.536 millones de reales (unos 9.430 millones de dólares), el primer saldo negativo en los últimos 13 años desde que el indicador comenzó a ser medido en 2002 con los actuales criterios.

El Gobierno ha defendido en reiteradas ocasiones que el paquete de ajuste fiscal es necesario para propiciar una retomada del crecimiento económico del país, que se encuentra estancado.

La economía brasileña creció un 0,1 % en 2014 y las proyecciones oficiales apuntan a que este año la economía se contraerá en torno a 1 %.

Los diputados aprobaron el texto principal de la medida 655 y algunas de las enmiendas de la propuesta y está previsto que el resto de los puntos sean votados este jueves en una nueva sesión.


Brasil Congreso ajuste fiscal 1170 2.jpg

Protestan los sindicatos

Los principales sindicatos brasileños convocaron el miércoles a una jornada de protestas para el próximo 29 de mayo contra los ajustes a la economía anunciados por Rousseff y contra un proyecto de ley de reforma laboral.

La jornada de protestas fue convocada por un grupo de seis sindicatos, entre los que se encuentra la Central Única de los Trabajadores (CUT), el mayor del país, vinculado al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

Los sindicatos mantendrán una reunión con varios movimientos sociales el próximo lunes para preparar acciones de protesta conjuntas para el próximo 29 de mayo, informó el sindicato CSP-Conlutas.

Esta es la segunda protesta convocada por los sindicatos contra las políticas de austeridad y contra la ley de tercerización, que prevé la flexibilización de las normas para subcontratar a trabajadores, después de una jornada de manifestaciones que tuvo lugar el pasado 15 de marzo.

La protesta fue convocada por seis sindicatos, entre los que se encuentra la CUT, el mayor del país, vinculado al PT

Según los sindicatos, la jornada de protestas es una "preparación" para una posible huelga general que se convocaría si el Congreso aprueba la polémica ley de tercerización.

Este proyecto de ley, que permitirá a las empresas externalizar cualquier sector de su negocio que deseen, ya ha sido aprobada por la Cámara de los Diputados y debe de ser analizada por el Senado.

Los sindicatos y el propio PT se oponen a este proyecto de ley, porque creen que significará una pérdida de derechos para los trabajadores y un aumento de la precariedad laboral.

No obstante, el proyecto de ley ha salido adelante en la Cámara con el apoyo de la oposición y de varios partidos de la base oficialistas.

Los sindicatos también se oponen a los planes de ajuste anunciados por el Gobierno para equilibrar las cuentas públicas, que incluyen recortes en el pago de algunos subsidios laborales y pensiones.