Así era el rostro de Jesús cuando tenía menos de 12 años

La Policía de Roma usó a la inversa las técnicas de predicción de envejecimiento que se usan para atrapar criminales. Las aplicó sobre el Santo Sudario

  163
163
  163
163

Las ciencias policiales han avanzado mucho en el análisis fotográfico, una herramienta cada vez más utilizada para hallar delincuentes de los que sólo se tienen imágenes viejas, de su juventud. Los métodos de predicción de envejecimiento permiten crear un retrato virtual que predice con notable precisión el rostro actual de esos individuos.

La Policía de Roma aplicó esa misma lógica, pero a la inversa: a partir de la foto de un adulto, recreó cómo era su fisonomía en la juventud. El "modelo" fue nada menos que Jesús.

Lo primero era tener una fotografía suya. Lo más parecido a eso es el santo sudario de Turín, la mortaja con la que -supuestamente- fue envuelto el cuerpo de Cristo cuando murió.

Como su rostro quedó de alguna forma "impreso" sobre la tela, los policías pudieron convertirlo en una fotografía. Tomándola como base, reconstruyeron su cara de cuando era niño.

Sin embargo, algunos historiadores ya están discutiendo el sentido del experimento. ¿La razón? Sostienen que Jesús no fue cubierto con ese sudario, que habría sido inventado en la Edad Media.

La ciencia parece darle la razón a esa interpretación. Distintos exámenes que se hicieron con carbono- 14 en 1998 demostraron que la pieza data del siglo XIII.