San Lorenzo

asimiló a la perfección el golpe que representó la eliminación en la Fase de Grupos de la Copa Libertadores y aunque empezaron a tejerse versiones de un recambio importante en el plantel de cara al mercado de pases de junio, el grupo

mostró su personalidad para sobreponerse a las adversidades

y

para prenderse en la parte alta del campeonato.


Pero al margen de la alegría por conseguir la octava satisfacción en once presentaciones de la campaña, el motivo de preocupación apareció de la mano de Mauro Matos, el goleador que tiene el equipo "azulgrana". Dolorido luego de un esfuerzo y con evidentes muecas de dolor, abandonó el campo cuando iban solamente 10' del segundo tiempo, cediéndole el puesto en la ofensiva a Martín Cauteruccio.


Si bien en la previa se pensaba que era un desgarro y hasta el propio Edgardo Bauza lo había adelantado en la conferencia de prensa, los estudios confirmaron que el atacante tiene una lesión de 4mm en el isquiotibial derecho. De este modo, se perdería los compromisos ante Newell's el sábado (horario a definir), Sarmiento de local y Quilmes en el Sur.


Entonces, el uruguayo Cauteruccio tiene todos los boletos para reemplazar a Matos, a raíz de la escasa cantidad de variantes que tiene el "Patón" en dicha posición, más todavía desde la salida de Rodrigo Contreras a Gimnasia La Plata a préstamo. Gonzalo Verón es otra alternativa, aunque habitualmente se mueve por los costados y últimamente no gozó de tantos minutos en cancha.


La otra baja confirmada de San Lorenzo para visitar el Parque Independencia será Julio Buffarini, quien alcanzó el límite de cinco amonestaciones y tendrá que perderse un partido por suspensión. Matías Catalán, juvenil de poco rodaje en los tiempos recientes, y Gonzalo Prósperi, quien acaba de recuperarse de un contratiempo físico que le demandó un prolongado período de inactividad, son los candidatos a sucederlo.