Los ataques a la prensa son cada vez más salvajes en el mundo

Steven Sotloff  163
Steven Sotloff 163
Keinji Goto  163
Keinji Goto 163
Jason Rezaian AFP 163
Jason Rezaian AFP 163
James Foley AP 163
James Foley AP 163

Este domingo se conmemora el Día Mundial de la Libertad de Prensa, una oportunidad para hacer un balance sobre la situación de los medios de comunicación y los periodistas.

El diario norteamericano Miami Herald, en su edición del 1º de mayo, publicó una nota sobre los ataques sufridos por periodistas en diferentes partes del planeta.

Si nos remitimos a este último tiempo hay algo que sobresale del resto: la violencia que el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) desató sobre los trabajadores de prensa. Obviamente también lo hizo sobre cientos de otras personas pero, en lo que respecta a periodistas y fotógrafos, fue brutal.

James Foley AP 163
James Foley AP 163

El periódico estadounidense resalta que las imágenes que recorrieron el mundo fueron lo suficientemente fuertes como para "atravesar el alma" de todos: los terroristas enmascarados del ISIS, cuchillo de caza en mano, cortaron las cabezas de un periodista inocente tras otro.

LEA MÁS: Video: así decapitó el ISIS al periodista estadounidense Steven Sotloff

LEA MÁS: ISIS decapitó al periodista japonés Kenji Goto

LEA MÁS: Irán juzga por "espionaje" al corresponsal del diario Washington Post

Quizás los casos más recordados sean los de los estadounidenses Steven Sotloff y James Foley; y el del japonés Keinji Goto, pero lamentablemente no fueron los únicos.

Igualmente inquietante fue la noticia de que el gobierno iraní encarceló al corresponsal del Washington Post Jason Rezaian, aparentemente sin causa. Permanece con custodia a pesar de los valientes esfuerzos para liberarlo.

Steven Sotloff  163
Steven Sotloff 163

Y eso no es todo: el paradero del periodista freelance Austin Tice sigue siendo un misterio después de que desapareció hace tres años.

John Yearwood, el periodista del Miami Herald que escribió la nota, sostiene que el mundo es testigo de uno de los ataques más sostenidos sobre la libertad de prensa y la libertad de expresión en la historia reciente.

Jason Rezaian AFP 163
Jason Rezaian AFP 163

El periódico hizo un recuento de estos hechos alarmantes:

- El Instituto Internacional de Prensa, con sede en Viena, informó que 30 periodistas fueron asesinados en lo que va de este año, un ritmo que podría superar fácilmente el del año pasado, que terminó con 100 muertes.

- El 7 de enero, dos hombres armados irrumpieron en las oficinas de Charlie Hebdo en París y abrieron fuego matando a una docena de personas, entre ellas ocho periodistas.

- Reporteros sin Fronteras informó en marzo que la policía arrestó a una media docena de periodistas en Malasia. Su "crimen" fue la publicación de informes "inexactos y confusos". Pero los que siguen el caso de cerca afirman que los arrestos pueden estar relacionados con la presentación de informes acerca de las deudas de un fondo de inversión estratégico de propiedad del gobierno.

Ante la escalada de ataques contra periodistas y medios de comunicación, un grupo de editores extranjeros de los Estados Unidos y Canadá se reunió en septiembre pasado en Chicago para evaluar la situación y ayudar a encontrar soluciones.

Una preocupación inmediata es el desafío que enfrentan los periodistas independientes, como James Foley y Steven Sotloff, entre otros, que fueron decapitados por yihadistas en los últimos meses.

 AP 163
AP 163

La palabra de Barack Obama

El presidente de Estados Unidos recibió este viernes en la Casa Blanca a tres periodistas que fueron detenidos o acosados en sus países por hacer su trabajo y hoy están refugiados en este país, un encuentro con el que quiso subrayar el "papel vital" de la prensa libre.

"Los periodistas nos dan a todos, como ciudadanos, la posibilidad de saber la verdad sobre nuestros países, nosotros mismos y nuestros gobiernos. Eso nos hace mejores y más fuertes", reflexionó Obama tras el encuentro, celebrado en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemora este domingo.

El presidente dialogó con tres periodistas que, en sus palabras, "han sido increíblemente valientes en circunstancias muy, muy difíciles": Fatima Tlisova, de Rusia; el vietnamita Nguyen Van Hai, conocido como Dieu Cay; y Simegnish "Lily" Mengesha, de Etiopía.

Tlisova trabajó durante años como periodista de investigación en el Cáucaso Norte, donde fue repetidamente atacada y amenazada, según su testimonio, y en 2005 sufrió un secuestro que atribuye a la agencia de inteligencia rusa.

Mientras, el bloguero disidente vietnamita Dieu Cay pasó años en la cárcel, condenado por "propaganda" contra el Estado, y en octubre pasado se exilió en EEUU.

En cuanto a Mengesha, su trabajo en su país natal, Etiopía, se centró en denunciar casos de niñas casadas y, por su defensa de la libertad de prensa, fue acosada y detenida.

"Los periodistas son acosados, incluso a veces asesinados", enfatizó Obama

En "muchos lugares" de todo el mundo, la libertad de prensa está "bajo el ataque" de gobiernos "que quieren evitar la verdad", los periodistas "son acosados, incluso a veces asesinados", y "la disidencia es silenciada", enfatizó Obama.

El Departamento de Estado destacó a lo largo de esta semana casos de periodistas en varios países de Asia y África.

Asimismo, en su rueda de prensa diaria, el vocero adjunto del Departamento de Estado, Jeff Rathke, citó específicamente a Nicaragua y afirmó que ese país "sufre de un entorno mediático restringido, que incluye censura, autocensura y ejemplos de acoso".

En su página web sobre derechos humanos, el Departamento de Estado precisó que la decisión de destacar al país centroamericano se debe a que "los elementos leales al partido sandinista (en el gobierno) controlan ya la mayoría de las fuentes de medios públicos en Nicaragua, especialmente las emisoras de radio y televisión".

Por otro lado, Obama recordó a los fallecidos periodistas James Foley y Steven Sotloff, decapitados el año pasado por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS), y al reportero gráfico Luke Somers, hallado muerto en diciembre por el Ejército estadounidense en Yemen en una operación que pretendía rescatarlo.

"Vamos a seguir trabajando por la liberación de los periodistas encarcelados injustamente", prometió el presidente al mencionar al corresponsal en Teherán del diario The Washington Post, Jason Rezaian, detenido desde julio y acusado formalmente por Irán de espionaje, según su abogado.