NA 162
NA 162

La misión de Martha Pelloni comenzó en 1990 cuando era rectora del colegio del Carmen y San José, en Catamarca. Allí, una de sus alumnas, María Soledad Morales, fue asesinada en la madrugada del 9 de septiembre y la religiosa organizó una marcha del silencio para pedir por el esclarecimiento y juicio de los responsables del crimen. A partir de esto, comenzó a recibir innumerables denuncias sobre casos similares hasta que en 2008 formó al Red Infancia Robada, una ONG formada por 35 foros en todo el país.

Ahora esta historia está volcada en el libro "Infancia Robada, una lucha por la dignidad de la vida", en donde la editorial Claretiana y el equipo claretiano de Justicia y Paz entrevista a Martha Pelloni y a su equipo del foro de Goya, Corrientes sobre los trabajos de campo realizados en todos estos años. Se presentó ayer en la Feria del Libro.

Infobae dialogó con la hermana Pelloni sobre narcotráfico, trata de personas y explotación infantil y cómo los gobiernos de turno no hicieron nada para solucionar estos problemas. Además, críticas a las propuestas de los precandidatos y el rol del papa Francisco.

-¿Qué nos vamos a encontrar en el libro?

Es un compendio de toda la tarea que realiza uno de los foros de esta red nacional que cuenta con 35 foros en distintas ciudades y provincias del país. Allí en donde hay problemas de trata, tráfico, explotación comercial de niños, violencia abuso sexual y algo de droga. Muestra la metodología de cómo se conquista la adicción y el clientelismo a la droga. Es una entrevista al foro de Goya, en Corrientes. Hablan los profesionales y yo que soy la coordinadora. Cada profesional comenta en qué consiste el tratamiento de los temas que abordamos. En Goya, la realidad más abundante es el abuso sexual domestico.

-¿Cómo surge la idea de escribirlo?

A raíz del primer caso de trata que tuve como religiosa. Recibí muchísimas denuncias similares. Empezamos a encontrar estos problemas que empiezan a salir.

-¿Cree que hay políticas suficientes para combatir estos flagelos?

Ese es el problema. Dentro de nuestros objetivos están la atención, asistencia, contención prevención e incidir en las políticas públicas del Estado. Hemos mejorado un poco. Por ejemplo, aunque no está reglamentada, la ley de trata o la ley de los niños. Lo vamos logrando con las otras redes, no somos nosotros solos. Cada provincia tiene su legislación y les cuesta cumplir la ley nacional.

-¿Usted cree que Argentina dejó de ser un país de tránsito para ser un país donde se fabrica la droga?

Desde que tenemos los carteles somos de fábrica. En las villas las propias madres tienen las cocinas de drogas. Sobre todo de paco. No hay decisión política, casi todas las campañas se financian con este dinero.

¿Cree que el narcotráfico o la trata son posibles sin connivencia del Gobierno?

-Es una connivencia que da muchísimo dinero. Quisiera saber este hallazgo de Carlina cómo fue porque aparentemente tiene mucho dinero. En cambio a Luana, que no lo tiene, no se la encuentra. Yo quisiera saber si con las mismas fuerzas se la pueda encontrar, pero es pobre.

-¿Usted cree que en un año electoral como este se usa plata que viene de estas prácticas para campañas?

Por supuesto, además yo quisiera preguntarles a los candidatos qué nos muestran a la sociedad. Todos hablan de la droga como problema de la inseguridad pero que nos den a conocer las metodologías con las que van a erradicar el narcotráfico, entonces yo lo voto. Ningún candidato explica cómo va a erradicar esto.

-La trata, el narcotráfico, el abuso infantil, ¿en qué lugares del país son más graves?

Está diseminado en todo el país. Pero allí donde hay gobiernos, sobre todo el kirchnerista, la decisión política está organizada. Son mafias del crimen no visible. La tarea nuestra es visibilizar esto. Un ejemplo es la denuncia de Cristina Escobar en Concordia. Nombró al hijo de Urribarri, al senador Cresto y al presidente del CONAF, de orden nacional donde se resguardan los niños. La sociedad mira para otro lado, la indiferencia propia de los argentinos también es importante. El día que nos pongamos fuertes....

-¿Cuál cree que es un primer paso para solucionar estos problemas?

Decisión política de quienes se postulan para presidente, gobernador y el elenco de gente que nombra en roles y funciones.

-¿Tiene esperanza de que en un próximo gobierno las cosas cambien?

No veo que las cosas cambien. No tengo color partidario pero sí personas honestas. La fuerza política influye en el que tiene más poder económico, como a la hora de ofrecer cargos. Margarita Stolbizer es una mujer que no se ha enriquecido, honesta, que tiene plataforma, criterios donde mira el país con igualdad. Pero no tiene fuerza para ganar creo yo.

-Usted es punto de referencia con estas temáticas, ¿cómo es ser líder en temas tan sensibles como estos?

Hay que querer a la gente, lograr una igualdad mínima desde la desigualdad, desde la pobreza. Luchar desde los pobres, no desde arriba. Para que puedan escalar y que la prostitución no sea un trabajo. Hay que cambiar la mentalidad machista que hay en Latinoamérica. Los gobiernos tienen que lograr dar trabajo a esas mujeres para que no digan que trabajan como prostitutas.

-¿Estuvo con el papa Francisco? ¿Tiene planeado visitarlo?

Estuve 4 días en el Vaticano pero no lo pude ver. Fuimos para el día de la mujer convocada para un evento con cardenales. Pero Francisco está al tanto de nuestras preocupaciones. Yo soy parte de la red antimafia de Gustavo Vera así que soy consciente que las tiene.