La guerra civil en Yemen suma un nuevo protagonista: el Estado Islámico

Con el asesinato de más de una docena de yemeníes, ISIS desembarca en el país de la península arábiga golpeado por la guerra civil y en el que ya actúa la rama más poderosa de Al Qaeda

  163
163

Con la difusión del primer video de una decapitación masiva en Yemen por parte del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), el grupo yihadista acaba de dar por coronado su desembarco en el país de la penínusa arábiga.

Días atrás, el grupo sunita había anunciado oficialmente su presencia en Yemen a través de otra grabación, en la que amenazaban con "cortar el cuello a los rebeldes chiítas hutíes". Al igual que en Siria y en Irak, donde el grupo ya proclamó la existencia de un califato, la precaria e inestable situación del país ha allanado el terreno para las atrocidades de ISIS.

  163
163

El país atraviesa actualmente una profunda crisis, marcada por la guerra civil entre el gobierno del exiliado Abd Rabo Mansur Hadi y las fuerzas hutíes -respaldadas por Irán-, que ya lograron desplazar al gobierno central de la capital del país. Arabia Saudita, preocupada por el peligro regional que podría significar esa avanzada, ha intervenido en el conflicto con una ofensiva aérea contra los rebeldes.

"Hemos llegado a Yemen con hombres hambrientos de sangre, para vengarnos de los sunitas y recuperar las tierras ocupadas"

LEA MÁS: "Eliminando a los apóstatas": el ISIS difunde un nuevo video en el que decapita yemeníes

LEA MÁS: En medio del conflicto yemení, Irán envía dos buques de guerra a un estrecho estratégico

LEA MÁS: Avanza en EEUU un proyecto para proteger a Israel de los ataques de Hezbollah y Hamas

En ese contexto, Al Qaeda en la Península Arábiga, como se conoce la filial yemení de la organización terrorista, que además es una de las más importantes del grupo, ha logrado hacerse con zonas e infraestructuras estratégicas del país, como un aeropuerto, una base militar y una terminal petrolera.

El video en el que ISIS anuncia su llegada a tierra yemení, de 9 minutos de duración, muestra a dos docenas de yihadistas con equipos militares entrenando en una zona desértica que, según afirmaban, se encuentra muy cerca de la capital yemení, Saná.

Los nuevos milicianos, que se llamarán Soldados del Califato en Yemen, aparecen en el video con uniformes militares y con fusiles de asalto Kalashnikov, así como varios vehículos de última generación.

"Yemen está en llamas. Incluso antes de la última escalada violenta, los yemeníes ya necesitaban ayuda humanitaria"

"Hemos llegado a Yemen con hombres hambrientos de sangre, para vengarnos de los sunitas y recuperar las tierras ocupadas", dice el comandante. Luego, se hace un llamamiento a todos los hombres sunitas no discapacitados de Yemen para que se unan a la batalla contra los hutíes.

Hace algunas semanas, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió el alto el fuego en una cena con periodistas que tuvo lugar en el Club Nacional de Prensa de la capital estadounidense.

"Yemen está en llamas. Incluso antes de la última escalada violenta, los yemeníes ya necesitaban ayuda humanitaria. Pido un alto el fuego inmediato en Yemen por parte de todas las partes", indicó el secretario general de la ONU.