Cuatro derrotas consecutivas le dieron forma a la debacle del Olympique Marsella de Marcelo Bielsa en la instancia más importante de la temporada, donde nacen las definiciones: adiós a las ilusiones de salir campeón y rumores que crecen sobre la despedida del entrenador argentino una vez que finalice el campeonato del fútbol francés.

Pero en el marco de la Fecha 35 de la Ligue 1, el conjunto del "Loco" todavía tiene mucho por jugar, más allá de lo que costó digerir que no habrá vuelta olímpica, algo que había entusiasmado a la parcialidad, que incluso convirtió rápidamente en ídolo al ex seleccionado de Argentina y Chile. En la cancha del Metz, uno de los peores equipos de la temporada -está muy complicado con el descenso-, lograron levantarse: triunfaron por 2 a 0' gracias a un doblete de André-Pierre Gignac (en el primero, se abrazó con el DT rosarino). Lucas Ocampos ingresó a poco del final.


Con este resultado, los de Marsella acumulan 60 unidades -están en zona de Europa League-, las mismas que el Saint-Étienne y dos menos que el Mónaco, quien se estaría quedando con la última plaza para poder ingresar a la Champions League.