162
162

"Tiene sentido que Argentina se haya convertido en tierra fértil para una moneda virtual. La inflación es constante," explica el artículo, que no sólo describe el crecimiento de este fenómeno a nivel mundial, sino que también comenta en detalle el día a día en la vida de aquellos que se dedican a vender Bitcoin en Buenos Aires y que operan "al borde de la legalidad".

Y aunque el número de usuarios de Bitcoin en Argentina es "relativamente pequeño" (apenas tienen una mínima presencia en los registros de uso de la moneda a nivel global), en el país se ha dado un crecimiento silencioso que pasó de los círculos de aquellos que se desarrollan en el área tecnológica hasta llegar a "gente común que la utiliza para realizar transacciones comerciales".

El artículo también habla del momento en que David Marcus, el presidente de PayPal, en Estados Unidos, decidió que la empresa comenzara a investigar el fenómeno Bitcoin después de que el gobierno argentino le ordenara a la compañía de pagos online, en diciembre de 2012, que dejara de aceptar transferencias entre argentinos, una medida que fue "parte de los esfuerzos del gobierno para frenar el cambio de pesos a moneda extranjera".

"A medida que la nueva política se ponía en marcha y Marcus veía el precio del Bitcoin subir con relación al peso, se dio cuenta de que los argentinos usaban esa moneda para escapar a las restricciones gubernamentales", agrega el periodista.

"Como cualquiera que ha tenido que enviar dinero al extranjero con Western Union sabe, Argentina no es el único lugar que podría beneficiarse de la forma simple y barata de enviar dinero a través de las fronteras," asegura, y cita ejemplos de empresas que se dedican a enviar remesas utilizando el Bitcoin. Desde los filipinos que viven en Hong Kong hasta los keniatas que necesitan enviar dinero alrededor de su país", explica el artículo a la vez que enumera las nuevas empresas locales como BitPagos, Bitex o Xapo, dedicadas exclusivamente al movimiento de Bitcoin.

Y si bien en febrero, el precio del Bitcoin ya había estado cayendo por un tiempo (algo que asustó a los especuladores en EEUU), en Argentina "no había señales de que el interés por la moneda estuviera bajando". De hecho, las empresas locales están trabajando en expandir a Venezuela, "donde el problema de la inflación es aún mucho peor".