El puertorriqueño hizo delirar a las miles de fanáticas que llenaron el estadio de Vélez y bailaron durante la hora y media del espectáculo, en el que cantó sus mejores temas.

A las 21.20hs salió al escenario y la platea estalló al ritmo de "Quiero bailar contigo" y "Salome". Carismático como siempre llegó su saludo: "Buenas noches mi gente bonita es un placer enorme. Hay tanto cariño. Estoy nervioso porque dicen que cuando uno va a ver a alguien que ama se pone nervioso" Sonrisa, mirada seductora y el público explota.

Con un despliegue de sensualidad y carisma, el recital fue transcurriendo entre clásicos como "Lo dejaría todo", "Un siglo sin ti", "Guajira" y los nuevos "Madre tierra", "Humanos a Marte" y "Tu respiración" incluidos en su último disco "En todo estaré", que ya son también favoritos del público.

Para el delirio de la platea, Chayenne responde a los gritos de las fanáticas, seduce, sonríe, baja la mirada y las tribunas estallan. Desciende del escenario, saluda, se saca una selfie con una cámara que le alcanzan y agarra todos los regalos que le tiran. Sabe conquistarlas como nadie y les dice seductor: "No sé cómo vamos a hacer para conocernos mejor".

Las fans gritan, saltan y hasta lloran. No quieren que la noche termine nunca, pero el final llega con "Fiesta en América" y es el broche perfecto para un recital inolvidable. El bis trajó los esperados "Torero" y "Provócame" para cerrar el show con una verdadera fiesta.

"Ha sido muy especial esta gira" dijo agradeciendo al despedirse. "Cuando estoy en mi casa, en Puerto Rico, estos son los momentos que recuerdo" aseguró, en referencia a "En todo estaré tour", el espectáculo con el que visitó Junín, San Juan, Córdoba, Mendoza, Rosario y Buenos Aires.