Reuters 163
Reuters 163

A pesar de tratarse de uno de los jugadores más importantes dentro del bando chiíta en la guerra que los musulmanes de Medio Oriente llevan adelante en diversos países de la región, Irán tiene también sus amigos de fe sunita. El grupo palestino Hamas, que controla la Franja de Gaza y se dedica a hostilizar a Israel con misiles, es un ejemplo.

El poder liderado por el ayatollah Ali Khamenei tiene como objetivo renovado alimentar a este grupo, afín a su ideología antisemita, y le ha transferido a las brigadas Izz al Din al Qassam "decenas de millones de dólares", según publica Wall Street Journal citando "fuentes de inteligencia occidentales".

El medio señala que las transferencias fueron ordenadas directamente por el comandante de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimani, cabeza de la Fuerza Quds.

Irán le ha transferido "decenas de millones de dólares" a las brigadas Al Qassam

El objetivo de esta inversión es facilitar su reconstrucción militar después de que la operación Pilar Defensivo, llevada adelante por las Fuerzas de Defensas de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) en 2014, diezmara buena parte de su arsenal y de sus instalaciones ocultas bajo diferentes camuflajes en medio de las ciudades.

 AFP 163
AFP 163

El ayatollah Alí Khamenei, líder del régimen teocrático iraní

También podrían invertir ese dinero para insistir en los túneles que atraviesan la frontera con Israel y que se utilizan para ingresar armamento para cometer atentados. El gobierno de Netanyahu ha desarrollado un sistema defensivo que permitirá descubrir esas construcciones subterráneas gracias a sensores que alertarán sobre actividades bajo tierra.

Expansionismo de Teherán

Las nuevas relaciones amistosas entre Hamas y la Guardia Revolucionaria son otro ejemplo de la presencia iraní en Medio Oriente, cada vez más extendida. La Fuerza Quds se ha implicado tanto en el conflicto contra el Estado Islámico en Irak -apoyando a las milicias Badr- como en la guerra en Yemen -junto a las milicias hutíes-. Allí combate contra la Fuerza Aérea de Arabia Saudita.

En Siria y Líbano, está detrás del régimen de Bashar al Assad y apoya con armamento y logística a Hezbollah, el grupo terrorista libanés que hostiliza a Israel en la frontera norte. En todas esas instancias, los iraníes apoyan básicamente a sus aliados chiítas y casi siempre ataca a enemigos sunitas.

 AFP 163
AFP 163
Hamas tendrá dinero fresco para rearmarse y reconstruir su poder en la Franja de Gaza