Estados Unidos asegura que está abierto a hallar un "terreno común" con Venezuela

Así lo afirmó el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, quien no descartó tentativas para recomponer las relaciones entre Washington y Caracas

 AP 163
AP 163

Estados Unidos sigue interesado en realizar esfuerzos para encontrar áreas de interés común y mejorar sus relaciones con Venezuela, fuertemente deterioradas en los últimos años, aseguró este martes el secretario de Estado, John Kerry.

El jefe de la diplomacia estadounidense afirmó que Washington "permanece abierto a seguir trabajando en sus diferencias, en una tentativa de hallar un terreno común" con el gobierno de Venezuela.

"No es un secreto para nadie que las relaciones entre nuestros dos países han sido severamente tirantes en años recientes", expresó Kerry, quien sin embargo mencionó tentativas para recomponer el diálogo.

Así, recordó que durante la VII Cumbre de las Américas, celebrada en Panamá el pasado 11 de abril, "el presidente (Barack) Obama se reunió brevemente con el presidente (Nicolás) Maduro".

Además, días antes de ese encuentro, "el asesor del Departamento de Estado Tom Shannon viajó a Caracas ante una invitación del gobierno" venezolano, expresó el secretario de Estado norteamericano durante un discurso en el Departamento de Estado.

LEA MÁS: Irak exhibió los restos del vicepresidente de Saddam Hussein en un ataúd de vidrio

LEA MÁS: El jefe del Estado Islámico fue herido en un ataque aéreo y perdió la conducción diaria del grupo

LEA MÁS: El gobierno de Maduro le debe u$s4.000 M a los laboratorios

"Yo comencé mi gestión como secretario de Estado con una larga reunión con el canciller de Venezuela, en un esfuerzo por promover una relación más productiva" entre los dos países, señaló.

Kerry aludió al encuentro que mantuvo con el entonces canciller Elías Jaua en Guatemala, en junio de 2013, una reunión que entonces generó expectativas de una mejora en las relaciones.

Sin embargo, el diálogo volvió a descomponerse en el contexto de las masivas protestas de febrero de 2014 en Venezuela, cuando el régimen de Maduro expulsó a tres diplomáticos estadounidenses estacionados en Caracas, lo que motivó una acción equivalente por parte del Departamento de Estado.

Finalmente, en marzo de este año el presidente Obama firmó la adopción de sanciones contra siete funcionarios chavistas, en una medida que amenazó con enturbiar de forma dramática el ambiente de diálogo de la cumbre realizada en Panamá.

Washington y Caracas no poseen representación diplomática con grado de embajador desde 2010 y, sin embargo, Estados Unidos sigue siendo el principal comprador del crudo venezolano.