Brasil: tras las protestas, el PT reactivó un canal de propaganda

El Partido de los Trabajadores, formación de la presidenta Dilma Rousseff, volvió a poner operativa la cuenta de Twitter del portal "Muda Mais", desactivada después de las elecciones presidenciales de octubre

  163
163

El Partido de los Trabajadores (PT), formación de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reactivó el sábado un perfil de propaganda en las redes sociales usado durante la campaña electoral del pasado octubre, una semana después de una protesta multitudinaria contra el Gobierno.

La cuenta de Twitter del portal "Muda Mais" había sido desactivada hace 140 días, después de las elecciones presidenciales del pasado octubre, y volvió a estar operativa este sábado haciéndose eco de noticias negativas de la oposición.

También criticó un proyecto de ley de reforma laboral
, que flexibiliza las normas para tercerizar la contratación de empleados, que ya ha sido aprobado en la Cámara de los Diputados con el apoyo de los partidos de oposición y oficialistas, pero al que se oponen el PT, los sindicatos y la propia mandataria.




Los responsables de "Muda Mais" informaron que sólo reactivaron los perfiles de propaganda en las redes sociales, que repercutirán "puntualmente" contenidos elaborados por terceros, pero cerrarán definitivamente la web de su portal principal.

El reinicio de la propaganda se produce en un momento delicado para Rousseff, cuya popularidad ha caído a niveles históricamente bajos, y en medio de un creciente descontento de la población con la corrupción y con las políticas de austeridad que ha tomado el Ejecutivo para enderezar el rumbo de la economía.

En el último mes se han celebrado dos protestas multitudinarias
, convocadas de forma simultánea en decenas de ciudades, contra Rousseff y contra la corrupción.


Protestas Brasil 1170 2.jpg

Las protestas más concurridas se produjeron el pasado 15 de marzo y congregaron a cerca de dos millones de personas en decenas de ciudades.

El pasado domingo las protestas se repitieron, pero reunieron sólo a unas 700.000 personas en un centenar de ciudades, según cálculos de la Policía, aunque en este caso los manifestantes pusieron más énfasis en pedir la renuncia o la destitución de Rousseff.

Algunos sectores minoritarios de la oposición afirman que pretenden impulsar un juicio político en el Congreso con miras a la destitución de Rousseff.


Sectores minoritarios de la oposición pretenden impulsar un juicio político con miras a la destitución de Rousseff

El Gobierno insiste en que no se cumplen los requisitos legales para iniciar un proceso de esa naturaleza, puesto que no se le puede atribuir a Rousseff ninguna responsabilidad por los escándalos de corrupción en Petrobras o por la delicada situación económica del país.

El presidente del PT, Rui Falcao, afirmó el viernes que estos sectores de la oposición buscan la destitución de Rousseff "porque no admiten la derrota" en las elecciones del pasado octubre, en las que la presidenta se impuso al candidato socialdemócrata Aécio Neves por un estrecho margen de tres puntos porcentuales.