Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

¿Cómo es posible que, en la ciudad que tiene el atractivo de ser la cuna de un género de música que hoy admira y cultiva el mundo entero, este escenario tradicional del tango de fines del siglo XIX y principios del XX esté clausurado y abandonado, y a la merced de roedores y palomas, en pleno Palermo, a metros del Jardín Japonés?

Es la pregunta que llevó al músico Antoliano Rojas a crear una petición en Change.org, "Salvar el Tambito", que puede firmarse cliqueando aquí.

El "Tambito" es un local histórico de tango de la ciudad de Buenos Aires, ubicado en los bosques de Palermo. Junto con el café Hansen y el Velódromo, conformaba un tradicional circuito de tango del Buenos Aires malevo que tanto fascinaba a Jorge Luis Borges, vecino de Palermo. Escenario de orquestas, baile, borracheras y también algunas grescas, el local padeció una clausura temporal por un hecho de sangre que llegó a la crónica policial.

De los tres locales de ese circuito palermitano, sólo subsiste el Tambito. ¿Cómo es posible que, en la Patria del Tango, los escenarios de tantas noches de milongas, charlas y enredos de personajes míticos no sean valorados y resguardados?

La historiadora Ema Cibotti, directora de la Carrera de Historia en el Centro Educativo del Tango de Buenos Aires (CETBA), que también respalda esta petición, recuerda que la inclusión de este género en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad, no implica sólo una distinción; también conlleva la obligación de su cuidado y conservación por parte de las autoridades.

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

"El tango, expresión identitaria de las dos orillas del Río de la Plata, fue presentado por la Argentina y el Uruguay a las candidaturas de la Unesco y reconocido en 2009, como un elemento del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La Lista Representativa, en la cual se lo incluyó, tiene 76 elementos, y nuestro tango es uno de ellos junto con el batick indonesio, la ópera tibetana, el arte chino del grabado de sellos, el carnaval de Barranquilla, entre muchos otros que representan el valor que tiene la diversidad cultural humana", explicó Cibotti a Infobae.

"Aunque la Unesco –agregó- asume su función de catalizar la cooperación a nivel internacional, lo cierto es que la salvaguardia concreta debe llevarse a cabo inevitablemente a nivel local y nacional pues es una tarea que compete a las comunidades interesadas. Es decir que la inscripción del elemento en la Lista Representativa obliga a cada Estado a implementar medidas propias de salvaguardia".

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

Para llamar la atención sobre el peligro de desaparición de este vestigio tanguero, Antoliano Rojas se presentará esta tarde frente al Tambito, con un "Ensayo de Tangos en Guitarra", a partir de las 16:30 horas. No habrá "gorra", ni "platito", aclara el músico, "mi intención es sólo potenciar la petición en Change.org y contarles a los muchos porteños que pasan por allí qué es el Tambito". La cita es en los bosques de Palermo, en la calle Adolfo Berro, entre las avenidas Casares y Sarmiento, a la vuelta del Jardín Japonés, y por razones obvias se suspende por lluvia.

La última actividad oficial en el lugar fue en el marco del proyecto cultural del Gobierno de la Ciudad "Casas jóvenes", pero eso no tuvo continuidad y el edificio está totalmente abandonado desde hace unos siete años.

"Y, antes de que se lo devoren -literalmente hablando- roedores y palomas, ¡faltaría devolverle su memoria de Tango!", pide Rojas.

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

Su deseo es que "el organismo correspondiente lo ponga en funcionamiento, y que circulen por allí, como antaño, los numerosos músicos dedicados al Tango, el género que nos distingue en el mundo, que por suerte cada vez son más".

La petición está dirigida tanto a las autoridades de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires como de la Nación.

"El total abandono en el que se halla el Tambito- advierte Ema Cibotti por su parte-, lugar físico pero también símbolo de la historia del tango, es una demostración de que las autoridades argentinas de Nación y Ciudad no están cumpliendo eficazmente con este compromiso, y es también una evidencia demoledora de la falta de salvaguardia concreta, y un tiempo valioso perdido para garantizar la viabilidad del patrimonio cultural. Porque es necesario saber que la inscripción en la Lista de Unesco tiene tiempo de vencimiento".

En efecto, la institución revisa periódicamente el estado y el grado de protección que reciben estos "patrimonios".

 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162