En la tarde del viernes se conoció la primera participante de Gran Hermano 2015 y es protagonista de uno de los escándalos más recientes de la TV: la cuñada de Cinthia Fernández, Melanie Defederico, estará en la casa más famosa del país.

El anuncio se hizo en Intrusos. Luego de que con Jorge Rial y sus panelistas hable de la relación con la modelo y vedette, se reveló que estará en el reality.

"Es un trabajo, chicos. Todo el mundo me pide que vaya a trabajar. Bueno, es trabajo", se defendió Melanie de las acusaciones.

Antes de que le recriminen de que no se preocupa por su hija si piensa pasar tiempo dentro de un reality, aseguró que Analía, su mamá, puede cuidarla y también el padre de la criatura.

Obviamente, no tardó en llegar la respuesta de Fernández. Fue a través de Twitter. El escándalo no se detiene.