bancomundial.org 163
bancomundial.org 163

Al difundir sus perspectivas económicas mundiales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó en casi medio punto porcentual a la baja su pronóstico de enero y dijo que América Latina y el Caribe crecerán 0,9% este año, y que un posible repunte elevará a 2% la tasa de crecimiento en 2016.

La región, que en 2014 experimentó su cuarto año consecutivo de crecimiento debilitado (1,3%), se ve afectada por una insuficiente confianza consumidora pese a que ya se disipó la incertidumbre electoral en Brasil, la principal economía del hemisferio que este año se contraerá 1 por ciento.

Otro factor importante para la tendencia regional es la contracción de 7% este año en Venezuela, donde "los controles administrativos generalizados y otras distorsiones han intensificado la escasez de productos básicos", dijo el organismo presidido por Christine Lagarde.

El organismo pronosticó que la contracción económica de Venezuela recupere el año próximo el 4% que sufrió en 2013, y que la inflación se dispare este año a cerca del 100 por ciento.

Con -0,3%, Argentina será otro país de la región con un crecimiento negativo en 2015, pero el Fondo Monetario señaló que un mayor gasto público y privado compensará parcialmente la caída en inversión y exportaciones.

La caída de los precios petroleros ha tenido también un impacto positivo para los importadores, así que el Caribe crecerá este año 3,7% y América Central 4,2 por ciento.

 163
163

Sin embargo, muchas de estas naciones podrían verse en aprietos si Venezuela redujera el subsidio petrolero que les proporciona a través del programa Petrocaribe.

Bolivia y Paraguay encabezan con una tasa del 4% el mapa de crecimiento, seguidos de Perú (3,8) y Colombia (3,4 por ciento). Siguen los Estados Unidos y México, que crecerán este año 3 por ciento.

Los mayores peligros

El FMI identificó como los principales riesgos para la región un mayor recorte en los precios de las materias primas si la economía de China llega a padecer un freno más drástico al previsto, y una mayor restricción a fondos externos cuando los Estados Unidos eleve su tasa de interés.

Pero el organismo crediticio también señaló que una recuperación prolongada en los Estados Unidos podría proporcionar una ayuda mayor que la esperada a sus socios comerciales en la región.

La entidad con sede en Washington advirtió a los hacedores de política pública que "mejorar las posibilidades de crecimiento y sostener la reducción de la pobreza en un entorno externo más complicado exigirán esfuerzos decididos para mejorar el entorno empresarial, aumentar la productividad e incrementar los ahorros y la inversión".

A su vez, el Fondo

mantuvo

su proyección de crecimiento

global

para 2015 en

3,5%

y de

6,8%

en

China.

Por: Luis Alonso Lugo


 Reuters 163
Reuters 163