Kate Upton consiguió un lugar entre las celebridades gracias a su cuerpo, que conquistó todas las miradas con una serie de producciones. Un material que ayudó para su ascenso fue el video que grabó el fotógrado Terry Richardson en 2012 mientras ella bailaba "Cat Daddy" con una microbikini. Ahora, la modelo de 22 años reniega de esa coreografía súperhot.

La norteamericana contó a la edición inglesa de la revista Vogue que está molesta porque ese video fue subido a la web. No tenía idea de que lo iban a compartir: "Eso fue irrespetuoso ¡Podrían habérmelo dicho!", aseguró.

Lo que más le molestó a la chica que deslumbró en uno de los especiales de trajes de baño e la publicación Sports Illustrated es que ella pensaba que sólo lo grababan por diversión.

Por su parte, Richardson negó que ese material visto por más de 21 millones de personas en tres años haya ayudado a posicionar a Upton como una figura: "Cuando Kate nació ya era una estrella".