Reuters
Reuters

Cerca de 300 kurdos que se dirigían a la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, para cobrar sus sueldos fueron secuestrados este lunes por rebeldes islamistas, indicaron fuentes kurdas.

"Un grupo de 300 personas que iba en cinco autobuses y un minibús procedente de la localidad kurda de Afrin fueron secuestradas en un retén de rebeldes islamistas cuando se dirigían a Alepo a cobrar sus sueldos", informó a la agencia AFP Nawaf Khalil, portavoz en Europa del Partido de la Unión Democrática (PYD), el principal partido kurdo en Siria.

Khalil señaló que, por el momento, no se sabe exactamente quiénes son los secuestradores, ya que en principio se pensó que eran miembros del Frente Al Nusra, filial siria de Al Qaeda, pero podrían haber sido integrantes del rebelde Ejército del Islam.

El secuestro fue confirmado por otro responsable del PYD, el principal partido kurdo en Siria, y un periodista que estaba en Afrin explicó que las mujeres del grupo fueron liberadas pero que los hombres y los niños fueron retenidos.

"Había 300 personas en cinco autobuses y fueron secuestradas en Dana, bajo control de facciones islamistas y del Frente Al Nosra, según el periodista Ali Abdul Rahman.