El canciller Héctor Timerman junto a la presidente Cristina Kirchner NA 162
El canciller Héctor Timerman junto a la presidente Cristina Kirchner NA 162

En un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, el kirchnerismo respondió a las críticas de Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental. La funcionaria expresó que la economía argentina se encuentra "en muy mala forma", durante una exposición en el centro de estudios Brookings de Washington, en la que se refirió a distintos temas internacionales que se abordarán en la Cumbre de las Américas que se celebrará la semana próxima en Panamá.


Jacobson, la máxima funcionaria del gobierno de Barack Obama para la región, dijo que la economía argentina "está en muy mala forma", para responder a una pregunta sobre el "bloque ALBA", sigla de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, promovida inicialmente por Venezuela y Cuba.

El Gobierno, por su parte, citó una importante cantidad de datos estadísticos nacionales, critico la política financiera de los Estados Unidos, y dijo que los holdouts encuentran apoyo de legisladores y funcionarios judiciales norteamericanos, en el marco del litigio por los títulos de deuda que involucra a la Argentina y a fondos de capital.


Hay dos aspectos para destacar del comunicado. En primer lugar, al abrir el texto, el Gobierno no desmiente enfáticamente que la coyuntura económica del país tenga problemas severos. Por el contrario, asegura: "Luego de las declaraciones de Jacobson es necesario señalar que la actual crisis financiera internacional, que generó que gran parte del mundo se encuentre 'en muy mala forma', se originó pura y exclusivamente en el corazón del sistema financiero estadounidense".


Luego, varios párrafos después, aclaran: "A pesar de la influencia negativa que ejerció la crisis estadounidense, la política económica aplicada por Argentina logró un crecimiento económico entre 2003 y 2014 de 5,7% promedio. Este crecimiento económico y la estabilidad macroeconómica han permitido que la tasa de inversión se ubique en 19,8% del PBI en 2014, 5,5 puntos porcentuales por encima de lo registrado en 2003".


"Según la mayoría de los especialistas la feroz e irresponsable desregulación financiera llevada adelante por las autoridades de EEUU, que dio lugar a una verdadera fiesta de la especulación, como no podía ser de otro modo, derivó en una hecatombe económica a escala mundial. Casi 8 años han pasado y el mundo todavía se encuentra sufriendo los coletazos de esta crisis", agrega el comunicado.


Respecto a la situación nacional, indica: "El camino del desendeudamiento ha tenido una sola amenaza en todos estos años, que ha sido el accionar de los fondos buitre, que han encontrado importante respaldo en la justicia y el Congreso de los EEUU".


El segundo aspecto para resaltar es que Cancillería asegura que "la destacada suba de las exportaciones y el equilibrio en el frente externo permitieron acumular reservas internacionales y aplicar una profunda política de desendeudamiento". Sin embargo, el último balance sobre los activos internacionales arroja resultados negativos si se comparan los actuales niveles con los del inicio de las restricciones conocidas como "cepo cambiario" el 31 de octubre de 2011.


Respecto de los 47.523 millones de dólares de entonces, la pérdida es de 16.048 millones de dólares (-33,77%). En relación con el récord histórico de 52.654 millones de dólares del 26 de enero de 2011, el retroceso es de 21.179 millones (-40,22%).