163
163

En las últimas horas, comenzó a circular en las redes sociales otro video del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en el que se ve un nuevo asesinato. Sin embargo, esta vez no es el grupo terrorista el que ejecuta a alguien, sino que se trata de una mujer que mata a un soldado sirio acusado de asesinar a su marido.

El hecho sucedió en la localidad siria de Homs. Y las imágenes "cuidan" a la mujer, que en ningún momento aparece en cámara. Solamente se ve el cuerpo del militar tirado en el suelo mientras recibe una importante cantidad de disparos.

Tras esa secuencia, se puede observar cómo los militantes de ISIS se llevan el cadáver arrastrado y atado a una camioneta.

Hace sólo unos días, el grupo terrorista filtró una filmación en la que los prisioneros son guiados por yihadistas adolescentes hacia sus verdugos, que con puñales proceden a ejecutarlos. El video muestra a sus combatientes en el momento en que decapitan a ocho hombres, que dicen son musulmanes chiítas.

En la filmación, los hombres vestidos con uniformes anaranjados y con las manos atadas a la espalda son conducidos por muchachos adolescentes al centro de un campo donde los aguarda un grupo de milicianos del ISIS. Un chico vestido de negro entrega puñales a los combatientes, que proceden a decapitar a los prisioneros.

Un combatiente de ISIS, de la rama sunita del islam, llama a los chiítas con un nombre insultante y los califica de "infieles impuros". Agrega que la actual campaña militar internacional contra el ISIS solo servirá para fortalecerlos.

"En poco tiempo, nuestras espadas, si Dios quiere, llegarán a los nuseiríes y sus aliados, como Assad y su partido", dice amenazante en alusión al dictador sirio Bashar al Assad y la milicia libanesa Hezbollah, que combate junto a él. Nuseiri es un término despectivo para referirse a la secta alauita de Assad, un desprendimiento de los chiítas.