El cruce entre Daniel Osvaldo y Leandro Desábato no alcanzó en la cancha su máximo nivel de controversia; por el contrario, una vez terminado el encuentro la polémico fue in crescendo a partir de las declaraciones de los protagonistas pero también de distintas personalidades del fútbol y hasta del hermano del delantero de Boca, que defendió con vehemencia a la estrella "xeneize".

A las declaraciones insultantes de Israel Damonte y a las del propio defensor de Estudiantes, quien dijo entre otras cosas que "Osvaldo no es un buen ejemplo para los jóvenes" y que "le falta recorrido, puede ser que sea un buen jugador, pero no es un crack", se sumaron ayer los puntos de vista de grandes pícaros de nuestro fútbol como Alfio Basile y Guillermo Barros Schelotto.

"Yo lo agarraba en el primer cruce y lo tiraba a la fosa", lanzó el ex DT de la Selección, quien consideró que "no vale meterse con la novia del otro. Pero antes también pasaba... En mi época, lo hacíamos. En los famosos partidos que jugábamos contra Estudiantes, nos decíamos de todo. Hablabámos Bilardo, Perfumo, Panadero, Pachamé... Después terminamos siendo grandes amigos".

En este sentido, "Coco" consideró que la escena del comé pasto fue "para la gilada" y agregó: "Cuando tenés 20, 21, 22 años, te hacés el guapo, querés impresionar a la gente".

Mientras tanto Guillermo, acaso el máximo exponente en la materia de la provocación, dijo con llamativa amnesia que no recordaba haber protagonizado una escena similar pese al famoso cruce con Ricardo Rojas en un Superclásico jugador en el año 2000 cuando el entonces delantero de Boca le dijo al defensor de River: "Tomá, comé pastito, porque ahora te vas a comer varios goles".

Guillermo: "No recuerdo haberlo hecho... no digo que esta bien o mal, es un tema que se habrán dicho algo fuera de lugar, uno reaccionó con una palabra y Osvaldo así pero me parece que no hay que seguirla, queda ahí, se termino, hablarán ellos por teléfono o se encontrarán, pero no pasa nada".

Mientras tanto el propio Osvaldo redobló ayer la apuesta con fuertes declaraciones pese a que el domingo había pedido disculpas tras el partido: "Me vi en la reacción del pasto y no me gusté. Son cosas que están de más. Todos hemos reaccionado alguna vez, antes de acusar habría que hacer memoria. Desábato ha tenido episodios de racismo, le ha dicho cosas fuertes a Buonanotte y Ortega, es hipócrita de su parte. Yo estoy saliendo a hablar porque hablaron ellos primero, si no yo no digo nada".

Y en el marco de los cruces también apareció el hermano de Daniel Osvaldo, Jonathan, quien desde su cuenta de Twitter lanzó una serie de mensajes acusatorios hacia los jugadores de Estudiantes y en defensa del delantero.