AP 163
AP 163

El piloto del Airbus A320 que se quedó trancado fuera de la cabina cuando caía el avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses, y mató a 150 personas, trató de forzar la puerta de la cabina con un hacha, asegura este viernes el diario Bild, que cita fuentes de la seguridad.

Mientras su copiloto había accionado la palanca de descenso del avión por razones desconocidas, el comandante del vuelo, que había salido un momento al baño, y al que su compañero no le abrió, utilizó un hacha para tratar de forzar la puerta blindada, según estas fuentes, e intentar impedir la tragedia, señala el diario alemán.

Una vocera de la compañía alemana Germanwings confirmó a Bild que en los aviones A320 hay un hacha "porque forma parte del equipo de seguridad".

Un helicóptero de rescate vuela cerca de Seyne, al sur-este de Francia AFP 163
Un helicóptero de rescate vuela cerca de Seyne, al sur-este de Francia AFP 163

Depresión

El copiloto del Airbus A320 de Germanwings, Andreas Lubitz, que habría estrellado voluntariamente el avión en los Alpes franceses, tuvo una grave depresión hace seis años, y desde entonces tenía un seguimiento médico regular, afirma este viernes Bild.

El copiloto de 28 años tuvo "un episodio depresivo grave" en 2009, y siguió un tratamiento psiquiátrico, afirma el diario, que tuvo acceso a documentos de la autoridad alemana de supervisión del transporte aéreo (Luftfahrtbundesamt, LBA).

Desde entonces, el joven había sido sometido a un "tratamiento médico particular y regular", añade el diario, según el cual esta información fue transmitida a la LBA por Lufthansa, la casa matriz de Germanwings.

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, indicó el jueves que Andreas Lubitz había interrumpido su formación de piloto iniciada en 2009 "durante un cierto tiempo", sin dar más explicaciones.

Luego retomó su formación y la concluyó sin problemas, antes de empezar a pilotar Airbus A320 en 2013.

Según el Bild, cuando el joven piloto interrumpió su formación padecía "depresión y crisis de ansiedad".

 163
163

Este viernes, los documentos serán consultados por un psicólogo, añade el diario más leído de Alemania.

La Justicia francesa reveló el jueves que aparentemente el copiloto dejó caer de forma intencionada el avión de Germanwings en los Alpes franceses. En la catástrofe, ocurrida el martes, murieron 150 personas, entre ellas, 75 alemanes y 50 españoles.

El jueves por la noche se efectuaron registros en los dos domicilios de Andreas Lubitz en el oeste de Alemania.