Denuncian que Boko Haram mató a más de 1.000 civiles en 2015

El grupo terrorista nigeriano obligó a cientos de niñas y mujeres secuestradas a convertirse al Islam para casarse con sus combatientes

  163
163

"La gente está desesperada a pesar del reciente éxito de una ofensiva multinacional, que recuperó el control de docenas de localidades tomadas por los extremistas islámicos", señaló la reconocida ONG Human Rights Watch.

El grupo con sede en Nueva York también acusa a fuerzas de seguridad nigerianas de incendiar un pueblo y matar a al menos cinco civiles.

LEA MÁS: Bolivia suspende amistoso con Nigeria por temor a Boko Haram

LEA MÁS: Boko Haram imita la barbarie de ISIS y muestra un video con dos decapitaciones

En un informe publicado este jueves, basado en relatos de testigos y medios de comunicación, el grupo concluye que el gobierno de Nigeria no está haciendo lo suficiente para proteger a sus ciudadanos.

Nigeria se prepara para realizar el próximo sábado 28 de marzo unas críticas elecciones, que Boko Haram amenaza con boicotear por su oposición a la democracia.

Otro secuestro masivo

Pero como si todo esto fuera poco, el grupo yihadista secuestró esta semana a más de 500 mujeres y niños en Damasak, en el estado norteño de Borno, días después que la ciudad nigeriana fuera liberada por tropas de Chad y Níger, según afirmaron personas que viven en la zona.

"Las mujeres y los niños fueron secuestrados del lugar tras la llegada de las tropas, porque los soldados no son suficientes para proteger a todo el mundo", dijo Aminu Musa, un vecino de Damasak, a los periodistas en Maiduguri, la cercana capital del estado de Borno.

La semana pasada, decenas de cadáveres habían sido encontrados en Damasak por tropas de Chad y Níger luego de arrebatarle la ciudad a Boko Haram, que al parecer asesinó a numerosos residentes durante su retirada.

Los terroristas, que han llegado a controlar al menos 14 gobiernos locales en el norte de Nigeria, están perdiendo importantes plazas en el marco de la nueva ofensiva multinacional, lanzada el 14 de febrero pasado, fecha de inicio de la campaña de cara a los comicios del próximo sábado luego que el Gobierno los aplazara ante el panorama de inseguridad.

La violencia de Boko Haram, que recientemente

y aún mantiene secuestradas a más de 200 niñas desde hace casi un año, será uno de los asuntos que más influirán en el voto de los nigerianos del próximo sábado.