163
163

Los investigadores que analizaron la grabación de la caja negra del avión de Germanwings determinaron que el piloto de la nave se ausentó unos minutos de la cabina y que cuando quiso volver no pudo reingresar al espacio en el que se encontraba su copiloto. Según el audio bajo peritaje, se escucha cómo el hombre que quedó afuera del área de comando golpeaba la puerta con insistencia y desde adentro no encontraba respuesta.


Una de las primeras sugerencias que emergen entre los investigadores es que la precipitación a tierra del Airbus A320 fue "controlada", es decir, no fue un accidente. La hipótesis sobre un atentado suicida crecieron en las últimas horas después de conocerse esta nueva versión del fatal hecho donde murieron 150 personas, entre pasajeros y tripulación.


 twitter 163
twitter 163

Rémy Jouty, responsable del BEA (oficina de investigación de accidentes aéreos) ofreció una conferencia de prensa en la que explicó que parte de la tripulación del avión de Germanwings pudo haber estrellado la aeronave en forma voluntaria. La trayectoria seguida por el avión "no es compatible con un avión controlado por los pilotos, ni por el piloto automático", señaló.




El recuerdo de la tragedia de Egypt Air en 1999 reforzó la hipótesis de un atentado suicida. En esa oportunidad el piloto también había abandonado por unos minutos la cabina de mando para ir al baño. Al querer regresar, el copiloto se lo impidió. En aquel entonces, las grabaciones de la caja negra permitieron oír rezos por parte de quien quedó al mando de la aeronave. Minutos después, el avión se estrelló en el mar, a pocos kilómetros de Nueva York, desde donde había partido.


 163
163

Esta versión sobre Germanwings y el antecedente de Egypt Air alimentarían una hipótesis que giró en torno a otro misterio del aire: el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, cuya nave desapareció en el Océano Índico sin que nada se sepa aún sobre su destino final.


Sin embargo, tres meses después de la desaparición del vuelo, una de las especulaciones se centró en el piloto del avión, según había revelado el diario británico Sunday Times. El comandante Zaharie Shah, de 53 años, fue situado como el principal sospechoso porque en su vivienda poseía simuladores de vuelo en los que ejercitaba aterrizajes, lejanos a su ruta habitual, sobre el Océano Índico.


 AP 163
AP 163

A los investigadores les llamó la atención ese material que tenía en su casa, pero sobre todo que Shah había borrado todos esos archivos y simulaciones de su computador, lo que tomó tres meses a los peritos recuperar.


El principal factor que diferencia el caso de Germanwings del de Malaysia Airlines para los investigadores es que en el caso del avión que se precipitó sobre los Alpes se encontró la caja negra, esencial para determinar los últimos minutos del Airbus 320. Del MH370 nada se sabe aún: esa herramienta nunca fue hallada. Se cree que aún descansa en las profundidades del Índico. Y junto con ella, las respuestas del mayor misterio de la historia de la aviación.


 AP 163
AP 163