Nuevo ataque de Boko Haram en Nigeria: secuestró a 500 mujeres y niños

Fuentes del estado de Borno afirmaron que están utilizando a las víctimas "como escudos" ante el avance de las tropas. Este sábado está prevista la celebración de elecciones en el país

  163
163
 r 163
r 163

El grupo yihadista nigeriano Boko Haram ha secuestrado a más de 500 mujeres y niños en Damasak, en el estado norteño de Borno, días después de que la ciudad fuera liberada por tropas de Chad y Níger, indicaron hoy residentes de esa localidad.

"Los soldados no son suficientes para proteger a todo el mundo"

"Las mujeres y los niños fueron secuestrados del lugar después de la llegada de las tropas. Los soldados no son suficientes para proteger a todo el mundo", dijo hoy Aminu Musa, un vecino de Damasak, a los periodistas en Maiduguri, la cercana capital del estado de Borno.

Uno de los familiares de Musa logró escapar de los milicianos yihadistas, aunque no precisó cuándo se produjo el secuestro.

Por su parte, Mike Omeri, vocero de Nigeria en la lucha contra el grupo extremista, afirmó a los medios: "Boko Haram llegó a las escuelas, se llevaron a los niños y maestros y los están usando como escudos para protegerse ante el avance de las tropas".

La semana pasada, decenas de cadáveres habían sido encontrados en Damasak por tropas de Chad y Níger tras arrebatar la ciudad a Boko Haram, que al parecer asesinó a numerosos residentes durante su retirada.

 AFP 163
AFP 163

Las tropas nigerianas, que lideran una ofensiva conjunta con

otros ejércitos regionales para derrotar al peligroso grupo yihadista en la víspera de las elecciones nigerianas

del próximo sábado, todavía deben tomar el control de gran parte de esta ciudad desde que fuera liberada por Chad y Níger.



"Boko Haram llegó a las escuelas, se llevaron a los niños y maestros y los están usando como escudos para protegerse ante el avance de las tropas"


El

Ejército nigeriano, que lucha junto a las tropas de los vecinos Chad, Níger y Camerún

, afirma haber derrotado al grupo radical islámico y restituido a los gobiernos locales que controlaban en el norte del país, excepto Gwoza, Abadam y Kala Balge, los tres en el estado de Borno.



Los yihadistas, que han llegado a controlar al menos 14 gobiernos locales en el norte de Nigeria, están perdiendo importantes plazas en el marco de la nueva ofensiva multinacional, lanzada el 14 de febrero, fecha inicial de la campaña de cara a los comicios que se celebrarán el sábado

después de que el Gobierno los aplazara ante la situación de inseguridad.


La violencia de Boko Haram, que recientemente

juró lealtad al Estado Islámico

(ISIS, por sus siglas en inglés) y

aún mantiene secuestradas a más de 200 niñas desde hace casi un año

, será uno de los asuntos que más influirán en el voto de los nigerianos el próximo sábado.