AP 163
AP 163
 AP 163
AP 163

Dos vuelos con familiares de las víctimas del avión de Germanwings que se estrelló el martes en el sureste de Francia irán el jueves a Marsella, desde donde serán trasladados a las cercanías del siniestro, anunció este miércoles el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr.

"Vamos a tener un vuelo especial de Lufthansa que saldrá a las 8:45 (7:45 GMT) de Barcelona hasta Marsella", desde donde los familiares serán trasladados a un lugar cercano al accidente, dijo Spohr en una rueda de prensa en Barcelona y señaló que un segundo vuelo saldrá de Dusseldorf, con el fin de acercar a los allegados de las 150 víctimas, 72 alemanas y 51 españolas.

Los familiares serán trasladados al centro de atención situado cerca del lugar del accidente, que permanece cerrado, precisó.

"Ahora mismo tenemos una familia de Ciudad de México viajando hacia Fráncfort que pidió ayuda y haremos exactamente lo mismo con Caracas", dijo el consejero delegado de Germanwings, Thomas Winkelmann, al ser interrogado en la misma rueda de prensa sobre los familiares de una víctima venezolana que habrían pedido ayuda para volar a Europa.

"Los llevaremos donde quieran, a Francia o a Alemania, y también los apoyaremos financieramente", añadió el consejero delegado de la filial de bajo coste de Lufthansa. "Hoy y mañana nos vamos a centrar sobre todo en cuidar de la mejor manera posible a los familiares de las víctimas", insistió un emocionado presidente de Lufthansa.

A un día del siniestro, más de 600 rescatistas trabajan en el departamento de Alpes de Haute Provence, en busca de los restos del avión de Germanwings.

La canciller Angela Merkel (Alemania) y los presidentes François Hollande (Francia) y Mariano Rajoy(España) se hicieron presentes en el lugar del accidente, donde recibirán a familiares de las víctimas alemanas y luego darán una declaración institucional al término de su visita.

Francia no descarta que el avión de Germanwings haya sido blanco de un atentado. "No se puede cerrar ninguna hipótesis", afirmó la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) francesa. En el avión de Germanwings que se estrelló el martes, perdieron la vida sus 150 ocupantes.

El director de la BEA, Rémi Jouty, señaló que -por ahora- el organismo "no tiene la menor explicación de qué llevó al avión a descender ni de por qué no respondió a los intentos de contacto de los controladores aéreos".

"La curva de la trayectoria es compatible con la de un avión controlado por pilotos, con la excepción de que no imaginamos que haya pilotos que puedan conscientemente enviar un avión hacia la montaña", explicó Jouty