Reuters
Reuters
Reuters
Reuters

La BEA no descartó hoy que el siniestro del Airbus A320 en los Alpes franceses, en el que fallecieron sus 150 ocupantes, pueda deberse a un atentado terrorista y señaló que, por el momento, "no se puede cerrar ninguna hipótesis".

El director de la BEA, Rémi Jouty, señaló que -por ahora- el organismo "no tiene la menor explicación de qué llevó al avión a descender ni de por qué no respondió a los intentos de contacto de los controladores aéreos".

"La curva de la trayectoria es compatible con la de un avión controlado por pilotos, con la excepción de que no imaginamos que haya pilotos que puedan conscientemente enviar un avión hacia la montaña", explicó Jouty.

LEA MÁS: Así quedó la caja negra del vuelo de Germanwings

El director del organismo explicó que esa curva "también es compatible con la de un avión controlado por piloto automático". "Pero en este estado no podemos dar más explicaciones ni podemos decir más, porque hace minutos que tenemos el fichero de audio", añadió.

"No hay ninguna información que haga pensar que había condiciones meteorológicas particularmente difíciles", agregó el experto, quien tampoco pudo concretar si los pilotos estaban conscientes ni si las voces que se escuchan en la grabación pertenecen a la tripulación.

La BEA va a investigar el historial de los pilotos y cómo se formaron, pero considera que "no hay razón" para difundir sus nombres, como suele ser costumbre en estos casos.

El organismo francés trabajará, anunció Jouty, de forma conjunta con sus instituciones homólogas en Alemania y en España, la llamada Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC).

Más temprano, el director del grupo aéreo Lufthansa, Carsten Spohr, afirmó que el avión de Germanwings que se estrelló en Francia era "técnicamente irreprochable". "Para nosotros es inexplicable", dijo Spohr en el aeropuerto de Frankfurt (oeste), tras guardar un minuto de silencio junto con los empleados del grupo, casa matriz de Germanwings. "El avión era técnicamente irreprochable y los dos pilotos, experimentados", añadió.

El accidente del vuelo que cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldorf causó el martes 150 muertos.

Así, Spohr acentuó el misterio que se tiene sobre las causas del accidente. Si bien Lufthansa señaló que se trató de "un accidente" y que "otra cosa sería especulación", las autoridades francesas no descartaron la posibilidad de un atentado, aunque aclararon que no es su eje de prioridad por el momento.