AFP 163
AFP 163

Los derechos que definió el bloque para que esos productos puedan ingresar en el mercado único europeo van de 10,9 a 25,2% de acuerdo a la empresa en cuestión, según consta en el Diario Oficial de la Unión Europea (UE) publicado este miércoles.

El caso había comenzado con una denuncia presentada en mayo de 2014 por Eurofer, en nombre de los productores de la UE de productos planos de acero inoxidable laminados en frío.

Este producto tiene una amplia gama de uso final, por ejemplo en la producción de aparatos domésticos, tubos soldados y productos sanitarios así como también en la industria del procesamiento de alimentos y la automotriz.

Eurofer, que representa alrededor del 50% de la producción europea de este producto, denunciaba que empresas de esos dos países vendían a pérdida.

El período investigado por la Comisión corrió de mediados de 2014 a principios de 2015. Entre 2010 y el período de investigación las importaciones desde China y Taiwán se dispararon un 70%, de 184.000 toneladas a 312.000.

La cuota de mercado representaba un 5,8% del mercado de la UE en 2010, y saltó a 9,5% para el período investigado.

En paralelo, el volumen de venta de este producto producido por la industria siderúrgica instalada en la UE se mantuvo estable en 2,6 millones de toneladas. La cuota de mercado fue en 2010 y en 2012 de 84%, en 2011 pasó a 81% y durante el lapso investigado fue de 80 por ciento.

 AP 163
AP 163

Un grave daño

La investigación de la Comisión concluyó, por el momento, que la UE sufrió "un perjuicio importante" durante el período investigado.

La producción cayó 5%, lo que repercutió en la capacidad de utilización de las plantas, que disminuyó un 8% según señala la UE en el Diario Oficial. Esto, combinado a un contexto de "volúmenes de ventas estables en un mercado en crecimiento", redujo la cuota de mercado de 5% para las empresas en el bloque regional.

Con respecto al empleo, señala la UE, éste cayó 11% en el período investigado; el costo laboral aumentó 8%; las inversiones disminuyeron 17%; y el "rendimiento se mantuvo negativo durante todo el período considerado, y con tendencia a empeorar".

Los derechos antidumping impuestos por la UE son "provisionales", y pueden ser modificados en la fase definitiva de la investigación. Las partes tienen 25 días para presentar observaciones a la Comisión y argumentar.

En febrero un tribunal de arbitraje de la

dirimió a pedido de la

UE y Japón

un diferendo que ambos tenían con China por medidas antidumping de Pekín a las importaciones de tubos de acero inoxidable, utilizados en este caso para equipar

centrales térmicas.