162
162

Contra lo que informó la prensa británica, el gobierno argentino aclaró que "nunca estuvo en consideración" la posibilidad de comprar a Rusia aviones de guerra Sukhoi Su-24 para reemplazar a los viejos Mirage que serán jubilados este año.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, sí confirmó que hay otros cuatro modelos de aeronave sí "están en análisis" para su adquisición: los F1 españoles, los Kfir Block 60 israelíes y los FC-1/JF-17 chinos. También recibieron una propuesta informal francesa, pero todavía no fue presentada de manera oficial.

Esta semana, el jefe de del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Argentina, Mario Miguel Callejo, viajó a China para analizar si las aeronaves ofrecidas cumplen con las capacidades buscadas. "Me informó que responden a los requisitos", confirmó Rossi, en diálogo con el periodista Juan Pablo Varsky en radio Metro.

Recién cuando tengan todas las ofertas formales sobre la mesa se resolverá qué aviones comprar. Pero la intención es que eso suceda antes de fin de año. "Le llevaré las distintas opciones a la Presidente para que tome la decisión", confirmó Rossi.

El también precandidato presidencial del kirchnerismo explicó que las aeronaves rusas nunca fueron evaluadas para la compra porque son "absolutamente inaccesibles en términos de su valor". Las únicas conversaciones que hoy existen con el gobierno de Vladimir Putin son para la compra de cuatro remolcadores, nada ni siquiera parecido a un armamento de guerra.

Este martes, el diario sensacionalista The Sun informó que el gobierno británico tenía planeado reforzar el dispositivo militar en Malvinas por un presunto plan argentino para recuperar las Islas con ayuda de Rusia. Unas horas después, el secretario de Defensa, Michael Fallon, confirmó la medida en distintos reportajes. Luego, durante su exposición ante el Parlamento británico, aclaró que la medida no se tomó porque el gobierno de Vladimir Putin sea considerado una amenaza. "La principal amenaza para los isleños es el reclamo argentino de soberanía", aseguró.