162
162

Los controles cambiarios implementados desde 2011 alentaron la fuga de divisas del país. Y una parte considerable no se fue muy lejos: apenas está cruzando el Río de la Plata. Según datos del Banco Central uruguayo, los depósitos que pertenecen a argentinos aumentan todos los meses y ya totalizan los 3.000 millones de dólares.


Pero eso no es todo. Mariano Sardáns, CEO de la operadora financiera FDI, estimó que "hay aproximadamente otros u$s1.000 millones de argentinos en sociedades de bolsa uruguayas" como bonos de empresas para estatales y en títulos públicos.


De acuerdo a sus números, hasta hace unos años había otros u$s20.000 millones de argentinos en banca privada que operan en Uruguay pero hoy tienen el dinero en otros destinos.


"Últimamente mucha plata que era atendida desde el país vecino ahora se fue a Panamá. El Royal Bank of Canada se retiró, y debía tener alrededor de u$s3.000 millones de argentinos, mientras el Dioscount y el Leumi están queriendo vender sus filiales", afirmó Sardáns en una nota publicada hoy por el diario El Cronista.


Además, proyectan que actualmente hay 25.000 argentinos con un promedio de u$s600.000 cada uno en la banca off shore privada charrúa. En total, se trata de 15.000 millones de dólares, una cifra que que representa casi la mitad de las reservas del Banco Central de nuestro país. No es casual que dicho monto se acerque a la cantidad de fondos que abandonaron el país desde que se aceleraron los controles a las operaciones en moneda extranjera.


Un dato que reafirma el perfil de este tipo de inversores es que el 90% de los depósitos es menor a los 20.000 dólares. Plata chica. Es decir, el dinero de los grandes capitalistas argentinos migró a otros destinos. Para FDI, hay u$s400.000 millones de argentinos que se fugaron del del sistema financiero.


Julio de Brun, ex presidente del Banco Central de Uruguay, señaló al matutino económico que el crecimiento de los depósitos de los argentinos es vegetativo: "Se acelera cuando pasan hechos complicados en la economía porteña y una vez que vienen se quedan. Cuando se van para otro lado, se reponen con los que entran nuevos, muchos que tienen propiedades acá".


Pese al "escape" de las divisas de divisas, lo cierto es los depósitos en dólares mostraron un repunte desde finales de 2014. En sólo cuatro meses, desde el inicio de noviembre hasta la primera semana de marzo, las colocaciones del sector privado pasaron de u$s7.070 millones a u$s7.892 millones. Es un salto de 11% que tiene relativa relevancia, ya que los fondos se encontraban en aproximadamente u$s7 mil desde mayo de 2014 y mostraban una tendencia a la baja desde 2012. Ese mismo año se registró el pico, cuando rozaban los activos en dólares rozaban los u$s12 mil millones.