Kunkel anticipó el retorno de más dirigentes de Massa al oficialismo

Natalia Bohdan
Natalia Bohdan
Natalia Bohdan
Natalia Bohdan
 DyN 162
DyN 162

En el Frente para la Victoria son optimistas con el ascenso de Mauricio Macri en las encuestas y el declive de Sergio Massa. Días atrás, el intendente de Escobar, Sandro Guzmán rompió con el massismo y decidió retornar al oficialismo. Y en el kirchnerismo creen que podrían ser mayor la sangría en los dirigentes peronistas que hoy están en la oposición.


En esta sintonía se expresó hoy el diputado del FpV, Carlos Kunkel, otrora íntimo de Néstor Kirchner y de fluido contacto con la Casa Rosada. Al ser consultado sobre la llegada de intendentes massistas, afirmó que "Sandro Guzmán no va a ser el único, van a volver más" al kirchnerismo. "Hay una gama importante de dirigencia intermedia que consideran que se equivocaron cuando se alejaron del Partido Justicialista y del peronismo. Se integraron a una fuerza (el Frente Renovador) que fue derechizandosé cada vez más", agregó.


Kunkel recordó que la fuga no es nueva y ya había comenzado con uno de los referentes massistas de Almirante Brown, el diputado provincial Mariano San Pedro, otro de los que volvieron al kirchnerismo. "El esposo de Malena Galmarini se equivocó en los tiempos. Espero que no baje su candidatura" a Presidente, afirmó Kunkel sobre Sergio Massa en radio Del Plata.


Consultado sobre donde competirá el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, y en qué espacio político, el diputado fue tajante. "¿Insaurralde juega en algún lado? Forma parte de una etapa superada de la política argentina. Lo veo acompañando el trabajo de su esposa. No lo he visto participar en ninguna de las reuniones del Partido Justicialista", fustigó.


Por su lado, el ministro de Defensa de la Nación y candidato presidencial, Agustín Rossi aseguró que "el Frente Renovador ya no tiene a quien representar porque el peronismo solo va a estar expresado por el FpV" en las próximas elecciones.


En su visita ayer a la localidad de Ensenada, en la que se reunió con el intendente Mario Secco, Rossi fue muy crítico con la alianza concretada entre el macrismo y el radicalismo: "Desde la recuperación de la democracia en la Argentina que no se conformaba una alianza electoral con un tinte tan antiperonista como la que representan el PRO y la UCR".


"Se trata de una coalición, que si bien tiene características similares a lo que fue la Alianza, se parece más a lo que se llamó la Unión democrática del '46", cuando se unieron en contra de Perón, agregó Rossi.


"Esta alianza conservadora que lidera Macri se aleja de los intereses populares. Ellos no vienen a construir para el futuro, vienen a destruir todo los logros de estos años", señaló Rossi y concluyó: "Es mentira que van a mantener los derechos sociales que conseguimos con tanto esfuerzo".


Crujidos en el interior del massismo

Más allá de las chicanas de Kunkel y de Rossi, lo cierto es que hay malestar en el Frente Renovador por el ascenso de Mauricio Macri. Infobae supo que al menos cinco jefes comunales quieren reunirse con Massa para reclamar más participación en el armado bonaerense. Se trata de los intendentes Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Humberto Zúccaro (Pilar), Luis Acuña (Hurlingham), Carlos Selva (Mercedes) y José Eseverri (Olavarria), además de los diputados nacionalesGilberto Alegre y Marcelo D' Alessandro y el senador provincial Roque Cariglino.


Los jefes territoriales de Massa están preocupados por el avance del jefe de Gobierno porteño, y piden profundizar el discurso contra el Gobierno. En el fondo, temen perder en octubre su poder e influencia en los municipios.


Mientras tanto, ya hay una fecha clave que permitirá despejar dudas sobre cómo se moverá el peronismo. Será el próximo 8 de mayo, cuando el PJ que encabeza el kirchnerismo realice su congreso partidario nacional y que tendrá tiene como objetivo autorizar la conformación de un frente electoral.


Como telón de fondo de esa cumbre, además de los realineamientos en el peronismo opositor, emerge la desconfianza creciente entre los caciques pejotistas tradicionales y la Cámpora. Les resulta incómodo que Cristina Kirchner coloque en las listas de los primeros a dirigentes de la agrupación juvenil. Esto ocurrió recientemente en Río Negro, cuando el senador Miguel Angel Pichetto permitió sumar a su nómina que lo acompañará en la postulación como gobernador a candidatos para legisladores de La Cámpora, el Movimiento Evita, Kolina y el Frente Grande. Pero algunos esta jugada podrían no avalarla, como sucedió en la conformación de listas de Mendoza y que culminó con la expulsión de Juan Carlos Mazzón del oficialismo. El momento de las definiciones eclosionará en poco menos de dos meses, en Parque Norte.