163
163

El régimen iraní endurece su persecución contra aquellos que se oponen al gobierno de Hasan Rohani. Este martes, un grupo de simpatizantes se manifestó en contra del régimen clerical durante un partido de fútbol, en la ciudad sureña de Ahvaz, y fue detenido por las autoridades.

En el encuentro entre Foulad de Khuzestan y Al Halal de Arabia Saudita, los espectadores expresaron su descontento por las medidas represivas del régimen, especialmente las constantes represiones contra el pueblo de Khuzestan.

Además de soltar cánticos contra el gobierno de Rohani, los simpatizantes también portaron pancartas con la leyenda "Todos somos Younes", en apoyo de Younes Asakereh, quien se inmoló en unas protestas contra las políticas de su país.

Asakereh es un vendedor ambulante de 31 años, padre de dos hijos, que está en estado crítico después de prenderse fuego el 13 de marzo. Él también fue víctima de la dura represión de las fuerzas de seguridad iraníes, quienes le impidieron en más de una oportunidad trabajar libremente por las calles.

La inmolación de Younes aumentó la ira de la gente en distintas ciudades de Irán, pero particularmente en la provincia de Khuzestan, consigna el Consejo Nacional de la Resistencia.

Los choques durante el partido de fútbol dejaron un saldo de varias personas detenidas –no se informaron cifras exactas- y decenas de heridos por las brutales golpizas de los agentes de seguridad iraníes.

Aquellos que fueron apresados fueron trasladados a un lugar desconocido.