El día que se cumplen 23 años del atentado a la Embajada de Israel Silvia Fernández Barrios recordó lo que pasó en la cobertura de ese hecho. Ella trabajaba para ATC y cuando estaba entre los escombros, una persona le tocó la cola. Según contó en una entrevista radial al programa Por Si Las Moscas de La Once Diez, su reacción en ese momento le costó caro.

"Me cagó la carrera, fue el principio del fin de mi carrera, pero eso uno lo tiene claro. Lo malo es que vos después tenés que demostrar lo que siempre fuiste capaz de hacer", explicó.

Para ella, los que la tocaron "tienen que haber sido del Mossad o los propios terroristas", ya que "es una tarea de inteligencia que hacen" para distraer la atención.

Además, habló de su compañera en el panel de Intratables, Agustina Kämpfer. No es fácil. Agustina es una persona agradable, pero yo no me puedo alejar del tema en que ella está inmersa. Obviamente que no es que la esté prejuzgando, pero yo no me puedo olvidar de dónde viene", comentó.

Y luego agregó: "En Intratables tenemos un código que es 'cosas personales, no'. Pero acá no tiene nada que ver con lo personal. Tiene que ver con una imputación que tiene que ver con fondos públicos".