Todo el barrio se vio afectado por la fuerte explosión<br> NA 162
Todo el barrio se vio afectado por la fuerte explosión
NA 162
En el momento del atentado 77 víctimas estaban dentro de la sede de la mutual judía y otras 18 en la vereda o en edificios aledaños <br> 162
En el momento del atentado 77 víctimas estaban dentro de la sede de la mutual judía y otras 18 en la vereda o en edificios aledaños
162

El objetivo del memorándum de entendimiento con Irán fue un punto central de la denuncia de encubrimiento que Alberto Nisman realizó contra el Gobierno. Y se convirtió también en eje de la defensa que realizó el oficialismo para rechazar la presentación del ex fiscal especial para la causa AMIA.

Para el funcionario judicial que apareció muerto en su domicilio con un disparo en la cabeza, el pacto no apuntaba a descubrir quiénes fueron los autores del ataque a la mutual judía, sino a desligar a los iraníes de la responsabilidad del atentado, mediante la caída de las alertas rojas de Interpol.

Esa información fue desmentida por el gobierno argentino y por el ex secretario general de la Organización Internacional de Policía Criminal, Robert Noble: ambos aseguraron que la administración nacional nunca pidió que se bajaran los pedidos de captura de los sospechosos.

Sin embargo, Luis Fuensalida, ex jefe de Interpol Argentina entre 2003-2005, realizó en las últimas horas unas declaraciones que le dan un sostén a la denuncia de Nisman: señaló que el acuerdo con Irán podría haber provocado la caída momentánea de las circulares rojas.

"El memorándum es un acto administrativo entre dos Estados, por lo que no podría hacerlas caer porque se trata de una captura internacional librada por un juez. Pero podría haber causado su suspensión preventiva, como ocurrió entre septiembre de 2004 y noviembre de 2007. O sea, pueden no estar anuladas pero igualmente no tener validez", explicó.

Para fundamentar su análisis -en declaraciones al diario Perfil-, Fuensalida señaló que el artículo siete del convenio sostiene que hay que comunicárselo a Interpol. "Entonces, ellos podrían decir: si la Argentina e Irán están de acuerdo en implementar este tratado internacional para solucionar el problema de las circulares rojas, puedo suspenderlas por tiempo indeterminado, como lo hice en 2004 sin haber un pacto entre las partes, hasta que la Comisión de la Verdad se expida en forma definitiva".

Finalmente rechazó la argumentación de Timerman, que se apoyó básicamente en las declaraciones que realizó el ex secretario general de Interpol: "Él Canciller no tiene facultad de pedir la baja de las alertas. Lo que le respondió Noble al canciller fue para acomodar la realidad de una manera muy elegante y diplomática. Le dijo que el Estado argentino nunca lo había solicitado, cosa que es verdad, pero no puso que él en 2004 fue el responsable de su suspensión preventiva hasta 2007. Una verdad a medias es una mentira".