Una goleada necesaria y que deja una certeza: Romero debe ser titular

Pensando en el crucial compromiso del martes en Perú, Cocca decidió, de manera correcta, poner el equipo alternativo frente a Colón, que, igualmente, tenía la obligación de ganar ante un adversario de menor envergadura. Los habituales futbolistas que no son titulares en el campeón, son superiores a 20 de los equipos de Primera División. ¡Sin dudas!

Y esto quedó claro en Avellaneda. Todo fue de Racing. Desde el principio al final. En el primer tiempo hubo una superioridad poco habitual en nuestro fútbol. Terminó 2-0, pero pudo haber culminado con 5 ó 6 de diferencia. En el complemento, la superioridad se mantuvo; aunque no fue tan prolongada. Llegaron dos goles más y también pudieron ser más. Ellos descontaron por un error de Ibáñez (la lógica consecuencia de la falta de partidos, pero luego sacó una pelota 'bárbara'), pero jamás pusieron en duda el resultado, mostrando una pasmosa desidia para jugar.

En fin, un resultado acorde con lo que se vio dentro de la cancha. Y una goleada necesaria, ya que Racing debe seguir posicionándose arriba en este torneo, en el cual comenzó de manera irregular, pero que tendría que tener más puntos de los que tiene (mereció ganarle a Olimpo, también con estos jugadores). No hay dudas que hay material como para ser protagonistas de este insólito certamen. Así será.

En este contexto, y más allá que la valía del rival es menor, hay muchos aspectos para destacar. ¿Cuáles? Alvarado jugó un partido oficial completo luego de 'casi' un año y tuvo un destacado rendimiento; Díaz y Voboril siempre cumplen; Cerro fue un 'tractorcito' en el mediocampo; Nagüel mostró un desequilibrio interesante y un recorrido criterioso; Castillón, además del gol, jugó un buen primer tiempo; y Núñez también convirtió y dejó en claro que es un delantero movedizo y potente.

Entonces, ¿hay un 'DreamTeam'? No, para nada; es más, lejos está de esto. Lo que hay, sí, son muy buenas variantes, las cuales están en condiciones de marcar diferencia entre los equipos locales, sobre todo con los que tienen el nivel de este Colón.

Igualmente, dentro de este escenario, hubo un jugador que se destacó por sobre el resto, siendo la figura indiscutida del equipo. Ése es Romero, que mostró los muy interesantes atributos que lo llevaron a destacarse en su país, ser convocado a la Selección y llegar a Racing, luego de ser pretendido por distintos clubes.

Apenas agarra la pelota, ya queda en claro que es 'diferente'. Tiene buen toque, es preciso, rápido, desequilibrante, con buena pegada, conductor, con visión de juego. En definitiva, lo que se necesita de un '10'. Ése jugador que tanto precisa Racing. El que sea capaz de poner un pase entre líneas, manejar los tiempos del partido y hacerse cargo de la generación de juego.

Romero llegó a Racing para jugar, no para ser parte del equipo alternativo. Y esto debe ser ya. El paraguayo tiene que ingresar por un Acuña que es intrascendente cuando juega desde el comienzo, pero que aparece como una buena opción desde el banco, con el partido ya transcurrido.

Es cierto que ante Colón hubo un esquema diferente y que Romero se paró de enganche, que es donde más cómodo se siente. Cocca, con los titulares, no juega así. Entonces, habrá que cambiar y trabajar inmediatamente en la forma que se necesita para que ingrese, se acople al equipo y él se sienta cómodo. Es un extraordinario socio de Milito. Racing lo necesita, y el técnico es consciente de esto.

Ahora, que todo lo bueno que se hizo en gran parte del semestre anterior y que se vio con Colón, con otros intérpretes, se dé en Perú. Allá hay que ganar. Hay que demostrar que somos los campeones y por qué lo somos. Es un partido crucial para el futuro en la Libertadores. Están los argumentos como para creer que se puede triunfar en tierras 'incaicas'. ¡No nos podés fallar, Racing!

No se olviden de esto jugadores... ¡"Hay que dejar la vida por los colores; hay que ganar la Copa Libertadores, Libertadores"!


PD: Un párrafo aparte para ese jugador con pinta de ex, que es David Ramírez, el que se atrevió a cuestionar a 'Mostaza' por sus planteos. Y ahora, ¿qué dirá? Colón no pateó al arco y se muestra como un equipo sin corazón. Él es el '10' del equipo y nada hace para que esto cambie. Es más, con su estado físico deja en claro que está más para un 'soltero contra casados' que para Primera. En definitiva, un presente acorde a lo que fue su opaca trayectoria como futbolista.