De la Sota: "Hemos tenido un tsunami que bajó del cielo"

 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 La Voz - Santiago Berioli 162
La Voz - Santiago Berioli 162
 Télam 162
Télam 162
 www.987mas.com 162
www.987mas.com 162

Las lluvias comenzaron el 15 de febrero y, casi sin tregua, se extendieron hasta este martes en la provincia de Córdoba. El saldo provisorio es calamitoso: nueve muertos, millones de pesos en daños, casas y puentes destruidos, unos dos mil evacuados y enormes inconvenientes con el servicio eléctrico. Y las precipitaciones no ceden.

El gobernador José Manuel de la Sota aseguró que su distrito vive "la mayor catástrofe climática de los últimos 50 años". Y se puso al frente de un comité de crisis en el que distintos organismos trabajan en conjunto para intentar dar respuesta al problema.

El mandatario eludió hoy la posible responsabilidad de su gestión para hacer frente a episodios como éstos. Consultado al respecto por el canal TN, dijo que "las explicaciones se encontrarán después" y apuntó que hoy es tiempo de atender a los damnificados.

 Télam 162
Télam 162

"Hemos tenido un tsunami que bajó del cielo", afirmó. Y se defendió observando que hubo zonas en donde cayeron casi tantos milímetros de agua en las últimas horas como los que se registran de manera anual. "No hay nadie que pueda prever esto", sentenció.

El gobernador precisó que hay cinco zonas en situación crítica: el sur y sudeste, Río Ctalamochita, Sierras Chicas, los departamentos de San Justo y Río Primero, y Punilla.

Entre las localidades más afectadas se destaca Idiazábal, en donde se evacuó al pueblo entero. "No queda nadie", afirmó De la Sota. "La gente no puede entrar, salvo que sea con tractores o con canoas, es la única forma de ingresar a los domicilios. Hay gente que no quiere que la evacuen", había relatado temprano el intendente, Eliberto Favalli.

En ese contexto, los diques están al tope de su capacidad. "Vamos abriendo las válvulas de descompresión para no tener que abrirlas en caso de que tengamos una creciente aún mayor, originando aguas abajo más problemas", explicó el gobernador.