163
163

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, rechazó este lunes que el discurso que pronunciará el martes ante el Congreso estadounidense busque ser "irrespetuoso" con el presidente Barack Obama.

"Mi discurso no tiene la intención de mostrar falta de respeto alguna hacia el presidente Obama", dijo ante un poderoso lobby proisraelí de Estados Unidos. "Agradezco profundamente todo lo que el presidente Obama hizo por Israel: cooperación en seguridad, intercambio de inteligencia, apoyo en la ONU y mucho más".

 EFE 163
EFE 163
 EFE 163
EFE 163

Netanyahu llegó el domingo por la noche a Washington para una misión "histórica" con el objetivo de denunciar en el Capitolio, en Washington, el "mal" acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní, según informó su equipo.

La visita enfureció a la Casa Blanca y a figuras del Partido Demócrata porque surgió como invitación de la bancada republicana en el Congreso sin consulta previa con el presidente, lo que viola el protocolo acostumbrado.

Un funcionario israelí de alto rango dijo a la prensa que Netanyahu ofrecerá en su discurso una explicación detallada de sus objeciones a un acuerdo con Irán.

El secretario de Estado, John Kerry, reiteró la determinación de Washington para continuar con las negociaciones con Irán, diciendo el domingo que la nación merece el "beneficio de la duda" para ver si puede alcanzar un acuerdo nuclear.

Al ser consultado en el programa This Week de ABC, Kerry dijo que "el primer ministro israelí es bienvenido para hablar en Estados Unidos".

Netanyahu, que se postula a la reelección en los comicios del 17 de marzo, ha dicho que su visita a ese país está por sobre la política y se presentó el domingo como un guardián de todos los judíos. "Voy a Washington en una misión trascendental, incluso histórica", declaró al subir a su avión en Tel Aviv.