Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

Como todos los años cuando se acerca marzo, peligra el arranque del ciclo lectivo. No obstante, esta vez el gobierno bonaerense se apuró para frenar a tiempo el conflicto y abrió la paritaria en diciembre, de cara a llegar sin demasiados disgustos a las elecciones presidenciales de octubre. Buscó así alcanzar un acuerdo rápido con los docentes y al no lograrlo, dictó la conciliación obligatoria. Tras el tire y afloje de las negociaciones, el Gobierno de Daniel Scioli convenció a los gremios y cerró satisfactoriamente con una oferta del 40% del salario inicial y del 35% promedio para todos los cargos de la escala salarial.

No obstante, la oferta no convenció a todos. Mientras el 93% de SUTEBA le daba la bienvenida al aumento, en la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) y la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba) bajaron el pulgar y ratificaron paros (por 72 horas y tiempo indeterminado). Ese rechazo de dos gremios importantes dentro del campo educativo de la Provincia de Buenos Aires, generó un efecto contagio en el resto del país y volvió a poner en cuerda floja el comienzo de clases en nueve provincias: Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Misiones, Santa Fe, Entre Ríos, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, mientras que en La Rioja y Buenos Aires se prevén paros parciales. Las medidas de fuerza afectarán hoy al menos a 1,5 millones de alumnos en todo el país.

La oferta del Gobierno bonaerense eleva a $7000 el salario de un maestro de grado que recién se inicia en la profesión; incluye un incremento del sueldo básico (que pasará en marzo de $2778 a $3080, y en agosto, a $3300). Esto beneficiará aquellos con antigüedad o que cobran sumas extras por ruralidad. La oferta fue aceptada por SUTEBA, la Unión de Docentes Argentinos (UDA), el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET).

No obstante, la FEB (que tiene 85.000 afiliados y representa el 30% del total de los docentes de Provincia) rechazó la propuesta. "No hay chances de volver para atrás con la medida de fuerza. Cerraron la paritaria, pero si bien hay una mayoría, también una minoría que hay que respetar, ése es el juego de la democracia", dijo la presidenta del gremio, Mirta Petrocini en declaraciones a la prensa.

Por su parte, Roberto Baradel (SUTEBA), indicó que son "respetuosos de la decisión de la FEB y sus afiliados. "Habría que preguntarle a ellos por qué no están de acuerdo con la propuesta", dijo ante la prensa hace unos días. También contó que para mejorar el tema de la escala salarial, hicieron cambiar tres veces la oferta del Gobierno.

Mediante un comunicado, la FEB explicó que el rechazo de los docentes es porque "la última propuesta provoca un achatamiento de la pirámide salarial, por lo cual un docente que recién se inicia va a ganar $7000 y uno con diez años de antigüedad apenas $100 más".

En Santa Fe, los docentes nucleados en los gremios AMSAFE Y SADOP rechazaron un aumento del 35,5% y pararán hoy y mañana, por lo que las clases arrancarán recién el miércoles. En Entre Ríos, AGMER (el gremio que más docentes nuclea) llamó a un paro de 5 días tras rechazar una suba del 30% y exigir entre un 35 y 40%. En Tierra del Fuego, los maestros de SUTEF pararán 48 horas porque el gobierno no le concedió el incremento del 40% salarial. En Chubut, los docentes nucleados en FUD también se sumarán al reclamo y se manifestarán. Lo mismo con el gremio santafesino de CISADEMS, con ATE CH en Chaco, AMP en La Rioja y Docentes Autoconvocados y la Voz Docente en Formosa.

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, dijo esta mañana que "los paros dañan a la escuela pública, lo que gana un docente de la escuela pública es lo mismo que gana un docente de la privada". Y negó que haya menos días de clases: "Pusimos una ley de 180 días que prácticamente se está cumpliendo".

En la Ciudad también hubo acuerdo y el ciclo lectivo comenzará hoy con normalidad. La Unión Docentes Argentinos (UDA) y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) aceptaron la semana pasada la oferta del Gobierno porteño de un incremento de 32% para agosto más $450 de material didáctico. De esa forma, un docente de jornada simple (4 horas) tendrá para agosto un salario de $8.130, mientras que uno de jornada completa (8 horas) llegará a los $16.260.