Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El juez federal Claudio Bonadio resaltó este miércoles que la Policía Metropolitana "está saliendo a buscar" narcotraficantes en la Ciudad de Buenos Aires y, en cambio, la Policía Federal y otras fuerzas de seguridad "esperan a que llueva".


"Yo creo que claramente hay una decisión política que se diferencia" entre los gobiernos de la Ciudad y el de la Nación en la lucha contra las drogas, sostuvo el magistrado al presentar los resultados preliminares de la "Encuesta de Judicialización de Estupefacientes" en 2014.


Bonadio, para quien el kirchnerismo pidió en el Consejo de la Magistratura su remoción y suspensión como magistrado, afirmó que en el "ranking de eficiencia" se impone la Policía Metropolitana del Gobierno de Mauricio Macri porque ésta, sostuvo, "tiene 5.600 efectivos contra 42 mil de la Policía Federal".


El magistrado confió que "hasta hace algunos años" los policías federales le planteaban realizar tareas de inteligencia para detectar narcotraficantes pero, observó, "desde hace algunos años esa tradición desapareció" y, sin embargo, "los únicos que lo hacen son los policías de la Metropolitana".


"Con lo cual el primer punto a señalar es que claramente hay una decisión política de cerrar esa línea de investigación", concluyó, y destacó que "las 20 grandes causas (de estupefacientes en la Ciudad) fueron precedidas por tareas de inteligencia, sin tareas de inteligencia estamos ciegos".

También observó que la Prefectura Naval Argentina únicamente actuó en cuatro de los 2.890 procedimientos antidrogas que llegaron a la Justicia pese a que, recordó, "controla una de las zonas de la movida nocturna más importantes de la Ciudad: Puerto Madero y todo el puerto de Buenos Aires".

"Yo creo que hay una decisión política que claramente se diferencia (...) de salir a buscar y de esperar a que llueva. La Policía Metropolitana está saliendo a buscar, con los pocos elementos que tiene y todas las limitaciones, cuando (los jueces) le pedimos cosas", redondeó.

Bonadio aclaró que "esto no es una crítica operativa a la Policía Federal porque en general los procedimientos que hace llegan a buen puerto", sino que, indicó, "esto es un problema de decisión política".

El juez federal presentó la encuesta encargada por la "Fundación de Estudios Políticos, Económicos y Sociales para la Nueva Argentina", que integra como asesor, acompañado por el jefe de la Policía Metropolitana, Horacio Giménez y el ex secretario general de la CGT en el menemismo, Rodolfo Daer, quien integra la fundación.


Ese relevamiento contabilizó 2.890 procedimientos antidrogas en la Ciudad, de enero a julio de 2014, que ingresaron a juzgados federales y en lo penal económico, la mayoría de los cuales lo hicieron a partir de denuncias radicadas en comisarías –2.809– y a través de tareas de prevención –2.389–.

La Policía Federal intervino en 2.554 procedimientos, la Metropolitana en 128; la de Seguridad Aeroportuaria en 87; la Gendarmería en 45; y la Prefectura, en cuatro, agregó el sondeo.

La localización de los operativos por barrios se concentró en los realizados en las estaciones ferroviarias de Constitución –464– y Retiro –266–, mientras que en la Villa 1-11-14 y la Villa 31 se registraron solamente 20 en cada uno.


"Es complicado entrar a las villas a hacer procedimientos", admitió Bonadio. En total fueron secuestrados 79 kilos de cocaína, 4.078 kilos de marihuana, 573 pastillas de éxtasis, y en 20 de los procedimientos que dieron lugar a "grandes causas" se incautaron 180 kilos de cocaína y 7.938 kilos de marihuana.

En cuanto a los detenidos, la gran mayoría eran de nacionalidad argentina, 2.158; peruanos 192; paraguayos 66; bolivianos, 25; uruguayos 20; chilenos, 16; dominicanos 15; el 65 por ciento no registraba antecedentes penales y el 23%, sí; y muchos tenían residencia en la Ciudad, 1.288.

Como conclusión, Bonadio resaltó que "si bien hay un crecimiento de los estupefacientes, la Ciudad de Buenos Aires todavía no es un territorio caliente" si se lo compara con el conurbano bonaerense o la ciudad de Rosario, ejemplificó.