162
162

"No fue una marcha de silencio, fue una marcha muy agresiva contra Cristina. No escuché a nadie decirle a otro: callate o bajá ese cartel. Fue una marcha contra la Presidente, muy agresiva", declaró Hebe de Bonafini en diálogo con Nacional Rock.

La referente de derechos humanos coincidió con la mirada que esbozaron el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández. Bonafini consideró que "debajo de los paraguas" había mucha agresividad contra la Presidente y varios miembros del Gobierno.

La titular de Madres de Plaza de Mayo aseguró que entre las personas que estuvieron en la movilización que se realizó entre el Congreso y la Plaza de Mayo está "esa gente que no quiere que le toquen el bolsillo, que no quiere que los pobres estudien, que piensan que los negros son malos".

Bonafini fue muy crítica de la tarea de Alberto Nisman como fiscal del caso AMIA. Además evaluó que el papa Francisco debe haber ayudado para que llueva durante la movilización. Dijo que el saludo a una asociación de familiares de víctimas de AMIA que está asociada al oficialismo fue un gesto. "El Papa siempre se juega y habría que reforzarle la seguridad porque tuvo amenazas", completó.