162
162

A un mes de que Google anunció que dejará de vender sus Google Glass (presentadas en 2012), Sony salió a la cancha sus nuevos anteojos inteligentes, los "SmartEyeglass", que ya pueden encargarse en Estados Unidos, Inglaterra y Alemania por 840 dólares, mientras que el 10 de marzo lo podrán adquirir en España, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Suecia, aseguró el gigante en un comunicado.

El gigante japonés afirmó que los "SmartEyeglass" podrán conectarse con smartphones versión Android 4.3 o posterior y que permitirán visualizar texto, símbolos e imágenes. Cuentan además con una cámara de 3 megapíxeles para tomar fotos o grabar vídeos, pero sin audio. Tiene una batería de hasta 150 minutos ininterrumpidos y un micrófono, NFC y sensor táctil para manejar la pantalla.

Sony también distribuirá un paquete de software para promover el desarrollo de aplicaciones específicas para el dispositivo, con el objetivo de comercializarlo en 2016 para clientes particulares y para su uso profesional.

Según detalla la compañía en su página oficial, SmartEyeglass está equipado con una diversa variedad de tecnologías de sensores, que incluyen un sensor de imagen CMOS, acelerómetro, giroscopio, brújula electrónica, sensor de brillo y micrófono.

SmartEyeglass utiliza estas características, junto con la información de ubicación GPS del smartphone conectado, para brindar información optimizada según las circunstancias actuales del usuario.

"Sony ha aprovechado su incomparable tecnología de óptica holográfica para desarrollar lentes que alcancen una alta transparencia del 85% con un espesor de solo 3,0 mm, sin usar medios espejos que obstruyan la visión del usuario", resalta el gigante.

Lentes Sony SmartEyeglass

Además, la pantalla monocromática asegura que, junto con un consumo menor que el de una pantalla color, se logre una elevada luminancia (de hasta 1000 cd/m2), para ofrecer una pantalla que se lea claramente y permita que el usuario visualice el texto en una gran variedad de entornos.

El intercambio de varios tipos de datos como información de sensor entre SmartEyeglass y un smartphone conectado de forma inalámbrica, significa que según la aplicación del smartphone, el dispositivo tiene el potencial de utilizarse en una amplia gama de situaciones.

"SmartEyeglass ofrece un estilo de vida más práctico y confortable, ya que los usuarios pueden obtener información sin utilizar las manos ni tener que apartar la mirada de lo que están haciendo. Por ejemplo, los usuarios podrán ver información de navegación mientras caminan, consultar una receta mientras cocinan sin tener que perder las manos de vista o ver información sobre un jugador determinado mientras miran un encuentro deportivo en un estadio", explica Sony.

La compañís planea lanzar un kit dedicado de desarrollo de software para SmartEyeglass (avance para desarrolladores) el 19 de septiembre para que puedan expandir sus ideas originales y crear posibilidades de uso de SmartEyeglass, optimizando el desarrollo de una variedad de aplicaciones.